La confianza en Romano

Terminó la era de Manuel Lapuente en el Puebla. Un regreso después de 20 años que no tuvo nada que ver con aquella época dorada de La Franja campeonísima y poderosa. Los resultados no fueron los idóneos y la paciencia se agotó tras no poder ganar en estos cuatro partidos del Apertura 2013 y encadenar desde el torneo anterior sólo una victoria en los últimos 13 partidos de Liga, más otros cinco en Copa que tampoco se pudieron ganar. Números desastrosos.

La idea de recuperar la identidad y que los rivales tuvieran miedo de visitar el Cuauhtémoc sólo fue un espejismo. Al inicio se mostraba esa lucha y ese equipo ofensivo que en ocasiones volvió pero sin la claridad en la ofensiva para someter a los rivales y en casa sólo se ganaron dos partidos de los once que se jugaron. Se hablaba de mala suerte por los empates o derrotas sufridas en los últimos minutos pero es increíble que esa situación se siguiera repitiendo sin corregir esas desatenciones que terminaron por poner al club en peligro de descenso nuevamente.

Lapuente tiene razón, el plantel es corto, pero no puede ser pretexto para no buscar algo más que la salvación. El Puebla ha sido competitivo en casi todos los partidos pero ha caído en los mismos errores de planteamiento de partidos, de colocar jugadores en posiciones donde no rinden su máximo o perjudican el funcionamiento del equipo y sin la suficiente agresividad o en su caso explotar la velocidad al contragolpe cediendo la iniciativa. Y claro, mucho pelotazo sin sentido que ha desesperado a miles en las butacas del Cuauhtémoc. Sigue leyendo

Hasta siempre Chucho

La leyenda de Christian Benítez daba para que fuera más amplia, para sumar a sus cuatro torneos de liga – dos con El Nacional, uno con Santos y otro con América – y sus otros cuatro trofeos de goleo individual en la liga mexicana, otros muchos éxitos que estaban por venir, con El-Jaish Sports Club, la selección ecuatoriana y seguramente en algún club europeo.

Pero los golpes de la vida no avisan y a sus 27 años ha sufrido una trágica muerte horas después de su debut con el equipo qatarí al cual recién había llegado buscando su ‘plan de retiro’ por un contrato de tres años para ganar 6 millones de dólares aproximadamente en cada uno de ellos, más del doble de lo que percibía en el América, donde era el mejor pagado del club y de la toda liga.

Tras la segunda autopsia se informa que ‘Chucho’ padecía una enfermedad cardiaca congénita y no habrá sido negligencia médica como se había informado. Difícil de detectar ya que se había sometido a exámenes médicos en varias ocasiones, lo único anormal detectado era la falta de un ligamento en la rodilla izquierda, situación por la cual el Birmingham City no confió en que tuviera un buen desempeño dándole pocos minutos y tampoco ejerció la compra de su carta en su momento. Pero en el tiempo que jugó en su país tanto con su selección como su club o en México nunca fue algo que lo detuviera en su perfil goleador. Sigue leyendo

Soldado Ryan

Nació en Cardiff, pero lleva casi toda su vida viviendo en Manchester. Primero en las inferiores del City, pero sólo un par de años al ser scouteado por Ferguson y el United y llevárselo a los Diablos Rojos y a partir de ahí construir la leyenda que Ryan Giggs es hoy en día.

Le ofrecieron desde joven jugar para Inglaterra pero declinó la invitación y con la selección de Gales nunca pudo calificar a ningún torneo oficial. Aunque sí pudo capitanear a la selección británica en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, incluso anotando un gol pero sin poder llegar lejos en el torneo.

La lealtad lo define, jugador de un solo club y un caballero dentro del campo. El Manchester United ha sido su vida y le ha valido sustentar actualmente varios récords, de los cuales destacan:

1) Es el único futbolista que ha jugado y marcado en todas las temporadas de la historia de la Premier League.

2) Es el jugador con más Premier League ganadas con 13; en total, con Manchester United suma 34 títulos. Sigue leyendo

Competir

Jugaron poco más de 120 minutos y ninguno pudo anotar. Se dice que el gol es consecuencia de errores defensivos, si todos los jugadores jugaran perfecto todos los partidos terminarían 0-0, aunque en realidad cuando vemos ese tipo de marcadores normalmente es porque las fallas fueron demasiadas o en sí, ni siquiera hubo creación de suficientes oportunidades de gol. Ayer Italia y España jugaron un partidazo, claro que hubo errores, fallas en marcación y en remates, pero ha sido un empate sin goles con un gran nivel futbolístico y táctico principalmente.

Al final han sido los penales los que han decidido quién pasa a la final de la Copa Confederaciones contra el local, Brasil. Y hasta eso, tuvo que ser en la muerte súbita ya que no se veía quién sería el que fallara su disparo hasta que penosamente ha sido Leonardo Bonucci el señalado y Jesús Navas el que ha inclinado la balanza para los ibéricos.

España siempre buscará jugar bien, pero hasta cuando se lo impiden es competitivo. Su época pasa por lo primero, su hegemonía por lo segundo. Actuales bicampeones europeos, campeones del mundo, próximos campeones de Confederaciones – con el permiso de los brasileños – y favoritos a reinarlo todo hasta que se cansen, pierdan la confianza o ese factor tan poco medible que es la suerte, porque sí, tantos años la suerte les dio la espalda que ahora que la tienen se abrazan y amparan a ella con todas sus fuerzas. Sigue leyendo

La revancha de Robben

‘La fuerza que tuvimos para ganar, la obtuvimos de las derrotas’. Oliver Kahn dijo esto tras ganar la Champions League en aquella fatídica serie de penales en el Giuseppe Meazza ante el Valencia. Dos años antes, el Bayern Munich había protagonizado la peor tragedia de su historia, que para el rival es la mejor hazaña que han conseguido y me refiero a la final que protagonizaron los alemanes ante el Manchester United. Par de minutos de gloria para unos e infierno para otros.

Ahora, el Bayern llegó a su tercera final en cuatro años buscando el ansiado quinto título europeo contra su reciente némesis en el campeonato local. Pero hay alguien que tenía una revancha personal, alguien a quien no se le daban nunca las finales y ahora ha sido el héroe y el mejor jugador del partido.

Inicios en Groningen para muy pronto despuntar y llegar a uno de los grandes de la liga holandesa, el PSV Eindhoven. Debut y derrota en final de la Supercopa, ¿mal augurio? En dos temporadas salió campeón en una ayudando al ‘9’ del momento a ser el goleador de la liga, Mateja Kezman. Los llamaban ‘Batman y Robben’ y ambos fueron comprados por el Chelsea, el nuevo rico aquel entonces del futbol europeo. Entonces previo a un terrible año perseguido por las lesiones – su punto flaco, junto con su individualismo – vino el despegue del zurdo con el sistema de José Mourinho. Los contragolpes perfectamente ejecutados con la velocidad de Arjen y de Damien Duff, con Makelele recuperando, Lampard enviándolos y Drogba cerrando llevaron a los Blues a competir año con año en la élite europea. Ganando dos ligas, aunque sin llegar a la regularidad deseada que lo catapultara como la estrella de su equipo y sin poder brindar a su selección lo que se esperaba de él. Sigue leyendo

Llegó la hora

Tras aquel 7 de diciembre de 1997 en que el Cruz Azul fue campeón por última vez han pasado ya 5649 días. Carlos Hermosillo cobró el penalti tras una patada artera de Ángel David Comizzo al rostro del propio delantero – que no fuera expulsado fue una decisión inverosímil de Arturo Brizio – y festejó el octavo título liguero de la Máquina. El cual se puede decir que hasta sangre costó por la herida del goleador que en todo este tiempo ha pasado de funcionario público, candidato a diputado a comentarista deportivo.

Actualmente, Óscar Pérez, es el único que sigue en activo. Lupe Castañeda también juega aunque en futbol indoor. Hasta Palencia que llegó hasta las últimas ya pasó a los puestos directivos con las Chivas. De aquellos que jugaron esa final hay varios que ya son entrenadores como Juan Reynoso o Benjamín Galindo. Otros en vías de serlo y por ahora son auxiliares o entrenadores de juveniles como Héctor Adomaitis, Carlos Barra y Joaquín Moreno. Sigue leyendo

Hegemonía Rayada

Nuevamente el Monterrey vuelve a demostrar que con el llamado “Rey Midas” Víctor Manuel Vucetich y este bloque de futbolistas está hecho para ganar y para ser competitivo siempre hasta en sus peores rachas, de la cual podemos decir ya se levantó. La afición de los Rayados estará muy contenta por el hecho de acostumbrarse a estar entre los mejores cada torneo y además del alcance que los ha llevado a nivel regional declarándose por tercer año consecutivo como los mejores de la Concacaf.

Vucetich llegó en el Clausura 2009 para sustituir a Ricardo LaVolpe y pese a que en ese primer torneo fueron eliminados en cuartos de final por el Puebla del ‘Chelís’, luego no han dejado de ser protagonistas y exitosos. Fatídica final ganada a Cruz Azul como visitantes con Aldo de Nigris despuntando por sorpresa, en la época que falleció su hermano Antonio, lo cual terminó motivándolo mucho en el campo. Y con la máxima figura en Humberto Suazo brillando con luz propia en los momentos decisivos, precisamente al siguiente torneo resintieron su ausencia. Pero volvió un semestre después y de nuevo el Monterrey se llevó el título contra Santos, empezando ya esos duelos apasionantes de los años recientes.

El 2011 tuvo sus bajas en el torneo local pero les concedió su primer título de la Conca Champions venciendo como visita al Real Salt Lake bajo el frío de Utah. En abril de 2012 revalidarían el cetro de Concacaf venciendo a Santos nuevamente, aunque un mes más tarde los de la comarca los vencieron en la final de liga. Y en el siguiente torneo tampoco tuvieron el éxito deseado cayendo eliminados por Tijuana que a la postre fue el campeón. Sigue leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.