La revancha de Robben

‘La fuerza que tuvimos para ganar, la obtuvimos de las derrotas’. Oliver Kahn dijo esto tras ganar la Champions League en aquella fatídica serie de penales en el Giuseppe Meazza ante el Valencia. Dos años antes, el Bayern Munich había protagonizado la peor tragedia de su historia, que para el rival es la mejor hazaña que han conseguido y me refiero a la final que protagonizaron los alemanes ante el Manchester United. Par de minutos de gloria para unos e infierno para otros.

Ahora, el Bayern llegó a su tercera final en cuatro años buscando el ansiado quinto título europeo contra su reciente némesis en el campeonato local. Pero hay alguien que tenía una revancha personal, alguien a quien no se le daban nunca las finales y ahora ha sido el héroe y el mejor jugador del partido.

Inicios en Groningen para muy pronto despuntar y llegar a uno de los grandes de la liga holandesa, el PSV Eindhoven. Debut y derrota en final de la Supercopa, ¿mal augurio? En dos temporadas salió campeón en una ayudando al ‘9’ del momento a ser el goleador de la liga, Mateja Kezman. Los llamaban ‘Batman y Robben’ y ambos fueron comprados por el Chelsea, el nuevo rico aquel entonces del futbol europeo. Entonces previo a un terrible año perseguido por las lesiones – su punto flaco, junto con su individualismo – vino el despegue del zurdo con el sistema de José Mourinho. Los contragolpes perfectamente ejecutados con la velocidad de Arjen y de Damien Duff, con Makelele recuperando, Lampard enviándolos y Drogba cerrando llevaron a los Blues a competir año con año en la élite europea. Ganando dos ligas, aunque sin llegar a la regularidad deseada que lo catapultara como la estrella de su equipo y sin poder brindar a su selección lo que se esperaba de él.

Pasó al Real Madrid y empezó a dejar nuevamente muestras que no sólo era un velocista al espacio sino que podía regatear rivales con una magnífica conducción e hizo vibrar al Bernabéu en algunas ocasiones, aunque sus continuas lesiones no lo dejaron crecer y luego con el fichaje de Cristiano Ronaldo, orillaron a Robben a buscarse un club donde gozara de mayor confianza y oportunidad.

Ya en el Bayern se ha consolidado como un verdadero crack, superando el sólo ser animador de la grada. Su desequilibrio preferentemente  arrancando de fuera hacia dentro por la banda derecha empezó a ser más decisivo con mejores registros goles y asistencias, mayor protagonismo en el juego y así mismo responsabilidades lo cual lo exigían a sostener el peso ofensivo del equipo junto a Franck Ribèry.

Pero con su eclosión como jugador top vino su gafe para los momentos clave, para perder finales. Incapaz en la primera final ante el Inter y mes y medio más tarde, la más grande, del tamaño de un Mundial el mano a mano que falló ante Iker Casillas para que luego el ‘Iniestazo’ decidiera. Y dos temporadas después llegaron otros momentos similares. Falla un penal y ocasión clara en el duelo ante el Dortmund que hizo que los bávaros se despidieran del campeonato y luego en la final de la Champions League con el empate en tiempo regular, tuvo otro penalti en el tiempo extra que falló ante Cech para luego borrarse de la lista de tiradores en la tanda de penales que definió a su ex-equipo como campeón. De villano y perdedor no lo bajaban.

Pero llegó la revancha, justo en la temporada que perdió la titularidad, tuvo su oportunidad tras la lesión de Toni Kroos y llegar embalado como la figura del Bayern a la final de la Champions nuevamente, contra rival conocido, el Borussia Dortmund. El primer tiempo su gafe volvió a aparecer fallando dos ocasiones clarísimas, pero a diferencia del año pasado, esta vez no se escondió y apareció con la asistencia a Mandzukic y luego para evitar la prórroga y sellar la victoria en el último minuto anotando el gol del título. La fuerza mental más que el talento han sido la diferencia.

Robben se quita el gafe y hace buena la frase que ‘el fútbol siempre da revanchas’.

Nos vemos en Twitter: @dortizsc

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: