Archive for the ‘ Mi Franja ’ Category

La confianza en Romano

Terminó la era de Manuel Lapuente en el Puebla. Un regreso después de 20 años que no tuvo nada que ver con aquella época dorada de La Franja campeonísima y poderosa. Los resultados no fueron los idóneos y la paciencia se agotó tras no poder ganar en estos cuatro partidos del Apertura 2013 y encadenar desde el torneo anterior sólo una victoria en los últimos 13 partidos de Liga, más otros cinco en Copa que tampoco se pudieron ganar. Números desastrosos.

La idea de recuperar la identidad y que los rivales tuvieran miedo de visitar el Cuauhtémoc sólo fue un espejismo. Al inicio se mostraba esa lucha y ese equipo ofensivo que en ocasiones volvió pero sin la claridad en la ofensiva para someter a los rivales y en casa sólo se ganaron dos partidos de los once que se jugaron. Se hablaba de mala suerte por los empates o derrotas sufridas en los últimos minutos pero es increíble que esa situación se siguiera repitiendo sin corregir esas desatenciones que terminaron por poner al club en peligro de descenso nuevamente.

Lapuente tiene razón, el plantel es corto, pero no puede ser pretexto para no buscar algo más que la salvación. El Puebla ha sido competitivo en casi todos los partidos pero ha caído en los mismos errores de planteamiento de partidos, de colocar jugadores en posiciones donde no rinden su máximo o perjudican el funcionamiento del equipo y sin la suficiente agresividad o en su caso explotar la velocidad al contragolpe cediendo la iniciativa. Y claro, mucho pelotazo sin sentido que ha desesperado a miles en las butacas del Cuauhtémoc. Sigue leyendo

Anuncios

Caída libre

Un torneo de pesadilla con una pésima gestión directiva de parte de Ricardo Henaine dejó al Puebla asomado de nuevo a la tabla de porcentajes, con la afición enfurecida y alejada del equipo, con la franja roja y con contrataciones que no dieron el ancho.

Daniel Bartolotta, que había obtenido buenos resultados en el interinato que asumió el torneo anterior, perdió cuatro de los cinco partidos que dirigió y fue relevado por Daniel Guzmán que fuera de las victorias contra Pachuca y Tigres tampoco pudo enderezar el barco, del cual el verdadero capitán y señalado como problema era Hugo Fernández. Al final se fueron todos los mencionados y con la llegada a los controles de Jesús López Chargoy, tomando el equipo con 15 puntos de ventaja sobre el Querétaro, se decidió que los primeros que tenían que regresar eran los aficionados, que aunque no del todo, si volvieron con mucho mejores entradas que el año pasado y con los colores institucionales de nuevo bien arraigados.

La misión de recuperar la identidad y con esa misma idea llegó Manuel Lapuente, buscando ‘que los rivales tuvieran miedo de ir al Cuauhtémoc’. Se reforzó al equipo con jugadores de calidad del mercado nacional como Segundo Castillo o Alberto Medina, con las apuestas nuevamente en Jonathan Lacerda, Luis Miguel Noriega y Félix Borja, y esperando un compromiso puntual de Matías Alustiza en su papel de figura del equipo y la continuidad a la alza de Jesús Chávez, Diego De Buen y DaMarcus Beasley. Algunos han funcionado, otros claramente no. Sigue leyendo

Recuperando la identidad

Con la finalización del torneo teniendo un director técnico interino en la persona del chileno Carlos Poblete, el Puebla tenía que replantear sus objetivos con la designación de la persona que tomaría las riendas del equipo. El cual había tenido una temporada bastante mala en resultados deportivos y lo peor del caso, con la afición más alejada del equipo que nunca.

En un arreglo entre los socios del club, se determinó que Ricardo Henaine continuando como máximo accionista deje las riendas en Jesús López Chargoy, que de inmediato se puso a trabajar para buscar refuerzos y el entrenador adecuado.

Aún con la dificultad que el mercado de invierno implica, han llegado jugadores de calidad para apuntalar a un equipo que si bien tenía una base competitiva le faltaba completar ciertas posiciones y quién las pueda explotar al máximo desde el banquillo.

Opciones fueron varios, pero al final se ha decantado por un ícono histórico del equipo de La Franja, Manuel Lapuente. El único entrenador que ha sido capaz de llevar al Puebla al título del futbol mexicano y que además lo hizo en dos ocasiones. También lo llevó a ganar la Copa México, la Copa de Campeones de CONCACAF y un subcampeonato. Sigue leyendo

Una Franja que ilusiona

Mucha incertidumbre al terminar el torneo pasado. Se quería buscar un proyecto con la continuidad de Héctor Hugo Eugui, quien entre dimes y diretes finalmente terminó en el Toluca. No con las formas debidas pero respetable decisión.

Se empezó a hablar de renovaciones y fichajes entre los que estaban varios que ya han jugado en el equipo (Hérculez, Pescadito, Núñez) pero no llegó ninguno.Tardó la directiva del Puebla en definir el encargado de la dirección técnica barajando nombres como Daniel Guzmán, Carlos Poblete u Omar Arellano, hasta que se nombró a Sergio Bueno, de quien se rescata su buen trabajo para equipos de media tabla para abajo, haciéndolos escalar posiciones, dada su forma seria de trabajar con equipos ordenados pero que les gusta tener buen trato del balón y explosividad al frente.

Se conforma el plantel en el Draft, con bastantes jugadores nuevos por ende muchas bajas y luego completando con los extranjeros para dar el salto de calidad que permita jugar como el entrenador lo quiere. Ni Nuno Gomes ni Damián Díaz, pero sí con DaMarcus Beasley y Luis García. La mesa puesta, esperando las condiciones favorables. Sigue leyendo

Nueva era

Todas las cosas tienen un ciclo para darle paso al nuevo y este domingo (con la pretemporada previamente) es lo que iniciará ahora el Puebla de la Franja. No tocaremos mucho el tema directivo pero sí es importante recordar que Francisco Bernat estuvo bastantes años al frente del equipo con un balance en realidad mediocre pero que finalmente entregó al club en una estabilidad razonable. Bien o mal está al frente del barco Ricardo Henaine y veremos qué tanto dura y qué tan bien le va. Los que siempre están y estarán son los aficionados, el activo más importante y también el más olvidado. Nada nuevo.

El proyecto de José Luis Trejo empieza ahora definitivamente. Las diez fechas que dirigió el torneo pasado no fueron evidencia de su capacidad, la cual ha comprobado en otros clubes y ahora tendrá oportunidad de refrendarla. Sigue leyendo

El Bola

Jugador con carácter, de área, con la portería siempre en la mente, con la cabeza y la zurda listas para mandar el balón a las redes.

Recordado por haber decepcionado como centro delantero de los Pumas en el inicio de la década, naufragó en la Primera “A (hoy Liga de Ascenso) con más éxitos personales que colectivos en los Lagartos de Tabasco. El Puebla por su parte después del descenso y el fracaso para ascender inmediatamente estaba a la expectativa con muchas razones para dejar de existir y pocas para continuar, aunque éstas con los nombres de “amor a la camiseta” y “deseo de triunfo” fueron más grandes que un entrenador de las fuerzas básicas le inyectó un espíritu renovado al equipo plagado de jóvenes y aderezó su plantel con un delantero que diera garantías. Es así como apostó por Álvaro Fabián González Pintos: “el Bola”.

Y que bien le salió al Chelís, que en un año el ya desde ese entonces veterano marcó más de 40 goles. Obteniendo las distinciones de goleador del certamen en ambos torneos.

Sigue leyendo

Pobre Franja

Ya son muchos años. Bastantes para querer acabar con una afición. Soy de las personas que nació con una franja azul cruzada en el pecho desde niño y desde tengo uso de razón. No me he perdido sus partidos, con excepciones culpa de viajes familiares o uno que otro en la mala racha del tiempo en el limbo de la Primera “A”. Sufro, lloro, me emociono, grito, miento madres, exijo, me entristezco, me emociono, etc. Un resultado puede cambiar totalmente mi humor. Y así como yo hay miles de personas que ante tanto atropello de quienes han manejado a nuestro equipo no hemos desvanecido por ver mejor cada año al equipo Puebla F.C.

Televisa metió las manos y sin mucho interés puso a unos alemanes que no sabían mucho de futbol, luego el hotelero que le cambio el color a la franja y finalmente Paco Bernat que pese a querer mucho al equipo y permanecer con él más de una década ha tenido una gestión con bastantes más fracasos que éxitos. Y lamentablemente así es el Puebla que muchos niños y jóvenes han conocido y que la gente mayor también se ha acostumbrado a ver. Sigue leyendo