Posts Tagged ‘ Balón de Oro ’

Lo que necesita Kaká

2007. Máximo goleador y campeón de la Champions League, mejor jugador y campeón del Mundial de Clubes, mejor jugador extranjero de la Serie A, Supercopa Europea, Balón de Oro, FIFA World Player. El mejor jugador del planeta con total unanimidad.

Ricardo Izecson dos Santos Leite tocaba el cielo en esos años. Su velocidad, conducción y seguridad al jugar le hacían un jugador peligrosísimo. Llegaba desde atrás como creativo acarreando balones y asociándose con los delanteros o bien podía jugar como el hombre más adelantado y con su gran zancada y técnica individual lograba crear peligro él sólo contra cualquier defensiva.

El Milan se sostenía en su talento para llegar lejos a partir de la marcha de Shevchenko y la veteranía de la mayoría de la plantilla. Kaká tuvo que asumir además del rol creativo sostenido por Pirlo y Seedorf, un rol goleador que fue lo que lo exigió y catapultó a ser el mejor. Sigue leyendo

Anuncios

Balón de Messi

Este lunes se realizará la gala de la entrega del Balón de Oro del año 2012, con la terna de los finalistas ya conocida y formada por Cristiano Ronaldo, Andrés Iniesta y Lionel Messi. Los más votados por periodistas seleccionados y los entrenadores y capitanes de las selecciones nacionales quienes ya ejercieron su voto para decidir este premio.

Cristiano Ronaldo ganó en 2008, año que se llevó la Champions League cuando jugaba en el Manchester United. Este año que completó su tercera temporada e inició la cuarta con el Real Madrid, ha sido nuevamente un jugador determinante para la consecución de la liga española y fue decisivo para llevar a Portugal hasta semifinales de la Euro. Asesina rivales con su instinto ganador y goleador llegando desde la banda con remates casi siempre de primera, tiene un gran remate de cabeza y es amenazante con sus tiros de larga distancia. Jugador con gran personalidad.

Andrés Iniesta es el jugador que más fácil piensa el futbol. Sus compañeros disfrutan tenerle al lado para interactuar con él, pero no sólo es práctico, tiene un desequilibrio en asociación y conducción como pocos sin gran velocidad pero con una técnica envidiable. En la selección española lleva más peso que con el Barça, aunque en los dos su talento es indispensable. Se llevó la Copa del Rey, la Euro y el nombramiento como mejor jugador de la temporada en Europa. Sigue leyendo

Los Invencibles

España e Italia estarán en la final de la Eurocopa este domingo, los primeros buscando su tercer título en la historia para igualar a Alemania como los máximos ganadores y los segundos tratarán de ganar por segunda vez el torneo.

Las claves para que ambos llegaran vienen de sus sistemas de juego principalmente, de cierta dosis de determinación al triunfo y suerte, mucha suerte en momentos cruciales de los partidos.

‘La Roja’ es un equipo con un gran control de balón, con todo y la presión de los rivales debido a la calidad técnica impresionante de sus jugadores y el entendimiento entre ellos. Eso les permite defender muy bien con la posesión y llegar al gol con mucha paciencia, más de la que se esperaba, ya que lo espectacular que se esperaba de ellos se ve por muy pocos momentos cuando se ilumina y tiene espacios su principal figura Andrés Iniesta. El problema son sus pérdidas en zona comprometida ya que juegan muy adelantados y el atascamiento ofensivo por la falta de receptores para asociar jugadas de gol. Del Bosque prescinde de un jugador más arriba o en el extremo por uno más en el medio, eso hace jugar más incómodo a Xavi en la elaboración y una opción menos para llegada al remate. Esa es la complicación y no la de quién juegue de ‘9’. Torres o Cesc han cumplido cuando han estado, el hombre sorpresa puede ser Pedro, sino de inicio en el relevo para romper los esquemas.

Sigue leyendo

La arrogancia de Pelé

El futbol como deporte de equipo siempre tendrá sus complicaciones al elegir al mejor jugador  del mundo, de un equipo o hasta de un partido. El que tiene que lograr un resultado es el conjunto de futbolistas y no uno solo. Aunque por supuesto que en cada época hay uno que manda, que destaca por encima del resto por sus virtudes individuales para lograr que su equipo tenga los mayores éxitos. Pelé, Maradona, Di Stéfano, Cruyff, Beckenbauer, Ronaldo, Zidane, Messi. Todos sentados en la misma mesa.

Y este tema sale a colación por las declaraciones de ‘O Rei’ quien no pierde oportunidad para alabarse a sí mismo a pesar de que ya por muchos es considerado el mejor jugador de la historia por más difícil que sea de comprobarlo, ya que cada uno de los cracks mencionados ha jugado y sobresalido en diferente época.

“Cuando Messi haya marcado 1283 goles y ganado tres Mundiales, hablamos… los récords están para romperse, pero va a ser difícil superar los míos. La gente me pregunta todo el tiempo cuándo va a nacer otro Pelé. ¡Nunca! Mi padre y mi madre cerraron la fábrica”. Es parte de lo que dijo el ex-futbolista brasileño de 71 años y que antes de cumplir los 18 ya había ganado su primera Copa del Mundo vistiendo además la emblemática ‘10’ de Brasil. Sigue leyendo

Buscando al Golden Boy 2011

El año está llegando a su fin y desde hace unas semanas se ha publicado la lista de los nominados al Balón de Oro y también al premio Golden Boy, que es el mismo reconocimiento pero a la escala de los menores de 21 años jugando en el balompié europeo. La nominación corre a cargo del diario italiano Tuttosport y un grupo de 30 periodistas de todo el continente serán los encargados de definir al ganador.

El premio en realidad es muy reciente, comenzó en 2003 y ha sido ganado por los siguientes jugadores: Rafael Van der Vaart (Ajax/2003), Wayne Rooney (Everton-Manchester United/2004), Lionel Messi (Barcelona/2005), Cesc Fábregas (Arsenal/2006), Sergio Agüero (Atlético de Madrid/2007), Anderson (Manchester United/2008), Alexandre Pato (Milan/2009) y Mario Balotelli (Inter-Manchester City/2010).

No es fácil ponerse de acuerdo, pero hay que saber distinguir entre los que ya están en un momento estelar siendo determinantes en sus equipos, los brillantes pero que no alcanzan tal protagonismo aún o los que siguen siendo promesas.

Sigue leyendo

La Masía de Oro

Que complicados son los premios individuales en un deporte de equipo. Siempre surgirá la polémica, las opiniones y por lo tanto la inconformidad de algún sector. En lo personal no me encantan, porque un jugador no gana solo, nunca, ni Maradona ni Pelé ganaron solos y esta vez tampoco Messi lo hizo. Como se quiera ver tuvieron compañeros que les sirvieron los goles, que salvaron otros y que se abrazaron con ellos tras sus genialidades. Y eso mismo pasa en casi todos lados, no se entiende un gol sin compartir el festejo con los compañeros.

Por primera vez la FIFA y France Football unen sus premios para crear a partir de ahora: el FIFA Balón de Oro. Lo avalan ambos, pero para seguir con la democracia los votos provienen de capitanes, entrenadores y periodistas de todos los países miembros del máximo organismo del futbol.

Año de Mundial y todo el planeta esperaba que se le diera esa importancia al torneo para declinar al ganador del prestigiado (ahora para muchos falso) trofeo. Se podrá alegar que faltaron Sneijder o Forlán en la terna final, pero su discreto segundo semestre les borró posibilidades. Favoritos entonces los jugones españoles. Pero no, un argentino que no tuvo una mala Copa del Mundo en lo individual, pero que no anotó, no lució y tampoco pudo pasar de los cuartos de final amenazó con repetir y lo logró. Sigue leyendo

La Pulga

Si los dirigentes de River Plate hubieran sabido que el niño talentoso de once años al que estaban rechazando se convertiría en lo que es ahora, todo pudo haber sido distinto, al menos para ellos, porque la inversión que finalmente realizó el FC Barcelona de pagarle el tratamiento para el crecimiento que “solo” costaba USD$32,400 ha sido finalmente la mejor que han hecho en la historia.

Destacando en todas las categorías juveniles se gana la oportunidad de debutar en el primer equipo con Frank Rijkaard como padrino en un amistoso contra el Porto en noviembre de 2003, aunque el holandés supo tener paciencia para hacer progresar a Leo tardando casi un año en debutar oficialmente en liga en el derby catalán contra el Espanyol. Pero cuando personalmente me empezó a deslumbrar el jugador blaugrana con el dorsal 30 fue el día que hizo su primer gol: en el Camp Nou y ante el Albacete, previo a un gol anulado con mágica definición, hace otra extraordinaria tras asistencia de su gran amigo Ronaldinho. Pero entonces iban a venir otros grandes momentos para él y que quedan imborrables en la memoria del mundo futbolístico: su graduación en el 0-3 del Santiago Bernabéu, campeón con la selección argentina, mejor jugador y goleador del Mundial sub-20, la desesperación de Assier del Horno que lo patea como criminal en Stanford Bridge, triplete y empate en el último minuto en otro clásico ante el Real Madrid, el gol maradoniano en la Copa del Rey ante el Getafe…

Lo malo fue haberse perdido la final de la Champions en 2006, jugar muy poco en ese Mundial y no haber podido ayudar a su selección, y las lesiones que lo han perseguido tanto, pero con lo que ha vivido tres años después se ha compensado, haciendo que de la mano de otros grandísimos futbolistas el Barça haya vivido el mejor año de su historia. Para ello tuvo que llegar Pep Guardiola, irse Ronaldinho quien había terminado su ciclo y fue entonces cuando la maquinaria culé ha trabajado como un equipo casi invencible. Los resultados y el juego desplegado hablan por sí solos, pero lo que hace a Messi más grande es su capacidad de poner su talento individual para beneficio del equipo, sea construyendo el juego ayudado de la visión de Xavi e Iniesta (y ahora Ibrahimovic), tocando siempre fácil, utilizando el regate como su mejor arma, sacrificándose en la presión y la marca, y marcando goles a racimos que finalmente hacen la diferencia en este deporte, pero también goles importantes ya que anotó en cada una de las finales que disputó su equipo este año, excepto en la Supercopa Europea, aunque es suya la asistencia a Pedro, es decir, nunca se esconde. Sus nuevas pruebas serán consolidarse junto con su equipo como los mejores del mundo traduciéndolo con títulos y liderar a su selección en el próximo Mundial de Sudáfrica a ganarlo o al menos estar entre los primeros.

Un tipo identificado con sus colores, que cobra lo que vale y que gracias a las conquistas con su club y personales obtiene los reconocimientos más importantes por primera vez en su carrera: Balón de Oro y FIFA World Player. En palabras de Guardiola: “para nosotros, tener a Leo Messi en nuestra plantilla es como cuando los Chicago Bulls contaban con Michael Jordan…”. Ojala que todos los que apreciamos el futbol tengamos Messi al mismo nivel y para rato. Recuerden, apenas tiene 22 años…