Posts Tagged ‘ Cruz Azul ’

Llegó la hora

Tras aquel 7 de diciembre de 1997 en que el Cruz Azul fue campeón por última vez han pasado ya 5649 días. Carlos Hermosillo cobró el penalti tras una patada artera de Ángel David Comizzo al rostro del propio delantero – que no fuera expulsado fue una decisión inverosímil de Arturo Brizio – y festejó el octavo título liguero de la Máquina. El cual se puede decir que hasta sangre costó por la herida del goleador que en todo este tiempo ha pasado de funcionario público, candidato a diputado a comentarista deportivo.

Actualmente, Óscar Pérez, es el único que sigue en activo. Lupe Castañeda también juega aunque en futbol indoor. Hasta Palencia que llegó hasta las últimas ya pasó a los puestos directivos con las Chivas. De aquellos que jugaron esa final hay varios que ya son entrenadores como Juan Reynoso o Benjamín Galindo. Otros en vías de serlo y por ahora son auxiliares o entrenadores de juveniles como Héctor Adomaitis, Carlos Barra y Joaquín Moreno. Sigue leyendo

Costumbres invertidas

Cruz Azul, América y Pumas han quedado eliminados de la Copa Mx en la primera ronda tras ser superados en sus grupos por equipos teóricamente menores. Los primeros dos en segundo lugar de sus grupos superados por Neza y Correcaminos respectivamente y los terceros ni siquiera estuvieron cerca de calificar tras quedar detrás de Tijuana y de Mérida.

Y claro pueden venir muchas justificaciones: que jugaron con suplentes, que el torneo era para foguear jóvenes o de plano que no les interesaba. Pero que le pregunten a los verdaderos aficionados y llegarán a otras respuestas – excepto para los que ya han sido cegados por el conformismo de sus clubes – donde se muestra el hartazgo de que se vaya arrastrando el prestigio de la institución de maneras tan burdas.

Estos tres equipos junto con las Chivas del Guadalajara, son los más populares en nuestro país, los que tienen mayor afición y de los que más títulos tienen, pero ya hace tiempo que les he quitado la estafeta de grandes, debido a que no tienen un dominio sobre el resto y en sí han caído en épocas de resultados mediocres. Sigue leyendo

Lecciones de ambición

El Cruz Azul comenzó con el pie derecho su participación en la Copa Libertadores 2012 venciendo como visitante al Nacional de Paraguay. Enrique Meza quiso contar con sus mejores hombres para afrontar el prestigiado torneo sudamericano.

Lo normal, alternar el cuadro para que físicamente todos los jugadores se mantengan a tope, más con los viajes tan largos que hay que hacer a media semana y regresar para enfrentar el torneo local.

Pero los Tigres hicieron algo totalmente diferente. Cayeron la semana pasada, desde la fase previa contra un equipo chileno en el papel muy inferior. Y este fracaso rotundo tiene su explicación: Ricardo Ferretti y su soberbia.

El famoso ‘Tuca’ consentido por su directiva ‘se olvidó’ o en realidad prescindió por decisión propia de sus mejores futbolistas para encarar la Libertadores. Sólo inscribió a Héctor Mancilla pero nunca lo quiso utilizar. De los habituales en liga solo Manuel Viniegra y si acaso Alan Pulido, David Toledo, José Rivas, Francisco Acuña o Jesús Dueñas. Canteranos y un experimentado suplente. El resto nunca juegan en liga o son del equipo sub-20.

Sigue leyendo

Cruz Azul sería campeón

Condenados a parecerse a una película de Hollywood por la cantidad de subtítulos que tienen últimamente, los Cementeros se vuelven a ilusionar esta temporada. “Este año ya nos toca”, “no creo que tengamos tan mala suerte”, “nos lo merecemos”. Son algunos de los pensamientos que invaden a la desgastada pero fiel afición azul. Y es que después de perder una buena cantidad de finales en los últimos años no era para menos que hasta los directivos se declararan hartos de tal sequía. Desde aquel título con el penal de Carlos Hermosillo en León, han venido Pachuca, Santos, Toluca y Monterrey a ganarle las finales. Y además en la Concachampions Atlante y Pachuca también lo han dejado con el hambre de triunfo. Del plato a la boca se cae la sopa y el Cruz Azul se convirtió ésta última década en el centro de críticas y hasta llamados los “pecho frío” o “subcampeonísimos”. Pero lo más bochornoso para ellos es que su verdugo mayor en siete años consecutivos fue el América, a quienes no le pudieron ganar ni en su peor momento, pero el suplicio terminó hace algunas semanas con el gol del Chaco Giménez que hizo que su afición ganara por fin una apuesta, cuando seguramente pocos fueron los que se animaron a jugarse algo por sus colores. El Azul este año vuelve a creer…

Con los torneos cortos hay mayor oportunidad de ganar campeonatos y por lo tanto de acumular fracasos, pero recordando también que la revancha llega más rápido la ilusión no solo para los azules sino para todos los demás se renueva cada seis meses y por lo mismo, da muy poco margen para hacer proyectos a largo plazo. Sigue leyendo

Subcampeonísimo

Otro sueño más desvanecido, otra medalla más de segundo lugar, otro “intento” de premio de consolación, otra vez hay que pasar antes por el trofeo más chico, otra vez soportar la euforia del contrario y otra vez quedarse con las ganas de llorar de la emoción y el éxtasis triunfal, en lugar de hacerlo con la desilusión de la derrota. No es historia nueva, en realidad no me sorprende que el Cruz Azul haya perdido contra el Pachuca la final de la Concachampions, a pesar de que el gol cayera hasta el minuto 92, los cementeros estaban destinados a caer. No es hacer leña del árbol caído, pero esto ya rebasa los límites y no hay como detenerlo.

Tenemos que poner la video Beta (solo un decir, Youtube rescata estas situaciones) para recordar la última vez que se corono la Máquina en “algo”. Diciembre del ’97: cuando el León era protagonista y estaba en primera división, tras la terrible patada de Comizzo en la cara de Hermosillo (no entiendo aun como no fue expulsado), que el mismo goleador histórico transformó en el gol de oro y el campeonato celeste número ocho. Y dos años después comenzó el martirio que sigue hasta el año en curso.

Pachuca que lleva ya 10 títulos acumulados en este tiempo (entre nacionales e internacionales por ninguno de los azules) les ganó la final porque tuvo más huevos y metieron el gol del gane justo con esa parte del cuerpo. Para los nostálgicos o burlones, Aguirre era el entrenador tuzo. Luego en 2001 la final de la Libertadores, que creo que todo México estaba con ellos, pero eso no impidió que se quedaran con las ganas de destronar a Boca Juniors.

Después de varias semifinales y agudizar la racha de no ganarle al América (que sigue hasta ahora), de despedir a todos los futbolistas en un  torneo, de casos de doping, de ser eliminados sin disputar la vuelta en unos cuartos de final, esperaron hasta el 2008 para acceder a otra lucha por el campeonato. Y fue Santos el que los despachó con un poco de problemas al final, pero con una amplia superioridad futbolística. Un semestre después la esperanza estaba de nuevo, se perdió con la ida, pero las agallas de la Maquina forzaron los penales ante los Diablos, los cuales los harían caer nuevamente. Pero un año después lo vuelven a intentar, parece por minutos en el Tec que la malaria se termina, pero el Monterrey termina siendo más equipo, demuestra el coraje con el que hay que jugar y los barre nuevo. Una más a la cuenta. Y si no era suficiente en el preludio llegaron a otra final del nuevo torneo de Concacaf que igualmente ven pasar, ahora con un potro relinchando y viajando al Mundial de Clubes.

Han pasado buenos jugadores como los “Chelos” Delgado, Latorre, Osorio, Cata Díaz, Figueroa, Abreu, Matute, Pereyra, Torrado, Lozano, Borgetti, Sabah, Bonet, Riveros, Villa, Chaco… y nada, absolutamente ninguna alegría, más que ganar el “Cuna del Futbol”.

Tantos fracasos y sueños inconclusos, para un supuesto equipo grande del futbol mexicano, de verdad que los compadezco aunque les aplaudo y admiro la fe. Ser del Cruz Azul en estos tiempos es saber que  los nuevos chistes y burlas serán sobre tu afición y tus malos ratos. Crueldad que no podrá borrar el tiempo, sino que lo incrementará más, lo único que puede salvarlos es ganar por fin algún título. O al menos si no lo van a hacer, abstenerse de llegar a cualquier final.