Posts Tagged ‘ Guardiola ’

Gracias Pep

“Apretaros el cinturón que nos la pasaremos bien” fueron parte de las primeras palabras que dio Josep Guardiola a la afición culé. Y no dijo ninguna mentira, la pasamos bien. Avivó el barcelonismo como nunca con esta generación de jugadores irrepetible, cómo el mismo la llama, que en cuatro años ha competido hasta el final en todos los torneos que ha disputado siendo títulos la mayoría o sub-campeonatos y semifinales los restantes, excepto uno donde quedaron en cuartos de final de la Copa del Rey. 13 de 17 posibles y quedando pendiente la Copa del Rey contra el Athletic de Bilbao. Carles Puyol cansándose de levantar trofeos que hasta ha dejado que Xavi y Abidal lo hagan también. Inaudito por donde quiera verse.

Y no fue fácil el comienzo. Llegaba tras campeonar con el filial en Tercera y como entrenador al primer equipo cumpliendo su sueño para dirigir al club de sus amores, que justamente estaba en debacle y con muchos vicios tras perder Frank Rijkaard el control y la motivación sobre una plantilla que había alcanzado su tope.

Pep tuvo que tomar decisiones y se deshizo de pesos pesados como Ronaldinho y Deco, que a pesar de lo que habían dado al club, su prestigio y calidad, no entraban en sus planes. Retomar las bases de Johan Cruyff, su primer maestro, el primero que confió en él para el famoso ‘Dream Team’ poniéndolo como su ‘entrenador de campo’– tarea que traspasó a su vez ahora a Xavi Hernández. Luego pese a su gran rendimiento también se fue Samuel Eto’o y llegó para irse como el fichaje más caro y equivocado de la historia del club, Zlatan Ibrahimovic. Sigue leyendo

Anuncios

Otro Clásico, otro partido del siglo

Estamos en fechas de definiciones, donde lo que han trabajado los equipos los ha llevado a estar disputando o no los títulos a final de temporada. Pero es justamente la etapa donde se necesita redoblar esfuerzos, ya que son los partidos más difíciles y que se juegan en pocos días con la Champions League a media semana y las ligas los fines. Y no pudo haber sido más intensa la semana con el gran clásico español jugándose en medio de la eliminatoria de semifinales del torneo continental.

Máxima intensidad, aunque no tanta como el año pasado. Eso fue demasiado. Desvirtuó la sana competencia por la manera en que se jugaron. Faltó serenidad, menos teatro pero más que nada mucho menos golpes y qué decir de las declaraciones.

Ahora se llega al ‘partido del siglo’ – que ya se juega cada año – sin guerra sucia aparente, aunque los resultados de este partido y de la Champions pueden destinar una final Barça vs Madrid y un final de liga que no creo que aguantaría tanta tensión ni en el campo ni fuera de él.

Por lo pronto, sólo nos debemos centrar en el partido de Liga, que resulta prácticamente definitorio para las esperanzas culés o la confirmación merengue. Si el Barcelona no logra ganar ahora sí sería imposible el tetracampeonato de España para ellos y el Real Madrid volvería al trono que mejor conoce históricamente. Sigue leyendo

Los 20 puntos Post-Clásico

  1. Ni siquiera con todo a favor el Madrid pudo vencer al Barcelona, la oportunidad que mencioné en el artículo previo se incrementó exponencialmente con el 1-0 a los 23 segundos, pero no pudieron aprovecharla.
  2. Valdés se equivocó de fea forma en el gol de Benzema – provocado por la buena presión del Madrid – , pero nunca dejó de jugar con los pies, es más casi comete otro error garrafal que Alves salvó. Eso demuestra la confianza que se tiene este equipo, jugando siempre en el estilo de sacar las jugadas limpias desde el fondo.
  3. Pep Guardiola reacciona de inmediato y a los 20 minutos cambia el planteamiento. Arriesgando, pero el que no arriesga no gana como él mismo dijo. La variante de Alves poniéndolo de carrilero derecho y abriendo a Iniesta por el otro lado. La línea de tres la aplicó hasta el final del partido aunque por momentos el brasileño o Busquets se retrasaban para defender con cuatro. También retrasó a Cesc para que participara desde atrás y diera la superioridad en el medio campo, sumado a los movimientos de Messi que cuando se tiene el balón son similares, uno con mayor asociación y el otro con la opción de buscar jugadas individuales.
  4. Daniel Alves fue precisamente la clave para acorralar a los merengues con sus subidas y apoyo para circular el balón. Valiosísimo su entendimiento con Messi y el centro que pone para el tercer gol. Sigue leyendo

Lucha de Gigantes

Finalmente la fecha marcada en el calendario llega de nuevo para el enfrentamiento esperado entre el Real Madrid y el F.C. Barcelona. Regresa este apasionante duelo luego de aquel póker de clásicos en abril y de los duelos de la Supercopa de España en agosto, donde las mayores alegrías fueron culés con el pase a la final de la Champions League que posteriormente ganaron, la consecución de la Liga y la misma Supercopa, en cambio los merengues si bien pudieron vencer en tiempo extra en la Copa del Rey y terminar la racha de seis partidos sin lograrlo, quedaron aún mermados por la continuidad de la hegemonía culé un año más.

Pero la Liga está cambiando de rumbo. Después de catorce jornadas – con el Barça jugando un partido más por su viaje al Mundial de Clubes – el Madrid es líder indiscutible tres puntos arriba – que en realidad serían seis- de su acérrimo rival. A partir de la mini racha con derrota ante Levante y empate con Racing ha ganado sus siguientes 15 partidos jugados en Liga y Champions League – récord del club y a uno del histórico del Barça de Frank Rijkaard- , pasando como una aplanadora sobre su rival, parecido al año anterior bien es cierto, pero ahora dando mejores sensaciones la mayoría de los partidos, con un equipo más consolidado a las órdenes de José Mourinho. Marcelo, Xabi Alonso, Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo, Ángel Di María o Karim Benzema están sino en el mejor momento de sus carreras, en el mejor desde que visten de blanco. Sigue leyendo

Segundo round

Curioso que el trofeo que menor importancia suelen prestar los equipos grandes, hoy tenga tanta importancia. Tanta que no se habla de otra cosa y nada más y nada menos porque la final la disputan el Barcelona y el Real Madrid. ¡Y a la RFEF se le ocurre seguir poniéndolo entre semana!

Se juega en cancha neutral, la ciudad de Valencia y para ser más precisos, el estadio Mestalla como sede de este gran partido. Y justo ahí cada uno levantó por última vez éste título, aunque son historias muy distintas. El Madrid ganó al Zaragoza 2-0 con goles de Butragueño y Lasa el 26 de junio de 1993, desde entonces 18 años y gente como Raúl, Guti o Casillas (quien hoy puede cambiarlo) han pasado sus carreras sin levantar ésta Copa. Mientras el Barça lo hizo hace apenas dos años el 13 de mayo, 4-1 al Athletic de Bilbao con grandes goles de Touré, Messi, Bojan y Xavi, fue la número 25 para refrendarse como el “Rey de Copas” por encima de los vascos (23) o merengues (17), y el día que el himno español ni siquiera se escuchó por los reprobables e históricos silbidos de buena parte del estadio y aficionados radicales independentistas, por ello la medida preventiva ahora de hacerlo sonar como un avión en todo el estadio. Una pena que tengan que fijarse en eso, pero el prestigio y el nombre de la Copa, así como la presencia de los reyes lo obliga. Sigue leyendo

Supremacía de un estilo

Desde el 17 de diciembre que se llevó a cabo el sorteo de los octavos de final de la Champions League, hubo un emparejamiento que se llevó todos los focos, con el permiso de las revanchas bávaras o madrileñas. Barcelona y Arsenal se enfrentarían una ronda antes, ya que el año pasado lo hicieron en cuartos de final con una lección de fútbol de catalanes a londinenses. La ida con los mejores 45 minutos vistos pero sin gol o la vuelta en que Messi se volvió el jugador del Play Station.

Un año después, ligeros cambios de jugadores, ambos llegando en mejor nivel pero con Guardiola y Wènger con las mismas ideas. El libreto del juego vistoso, de acompañamiento, de toque, de paredes infinitas, de asociación y el juego colectivo para hacer brillar a las estrellas en el pase a la red. Un año más viejos, un año más sabios, un año para haberse visto y analizado.

El Emirates vio un combate en el que los golpes precisos de los Gunners hirieron más que los secuentes del Barça que perdonó más de lo que debía y lo pagó con la derrota. El Camp Nou lucía más que parejo, por las dudas de las bajas de ambos equipos, los despistes en la alineación y a saber de qué manera enfrentarían el partido los visitantes.

Sigue leyendo

This is Football

Después de que el sorteo de la Champions League nos pusiera al Arsenal y al Barcelona enfrentándose en eliminatoria de cuartos de final, no hubo otra cosa que pensar o decir: “que buenos partidos”. Tanto Arsène Wenger como Josep Guardiola se caracterizan –uno con más experiencia que el otro- porque sus equipos tengan como prioridad el control del balón y a partir de ahí la asociación entre sus futbolistas para el “tiki taka” y el talento para perforar las redes enemigas, pero todo a base de un buen juego colectivo.

Pero el miércoles en el Emirates Stadium no se vio la batalla campal que diría el marcador final de 2-2. El partido fue totalmente otro, aunque el resultado no deje a la luz lo que pasó en el césped en los noventa minutos.

El Barça pocas veces tan cómodo cuando sale del Camp Nou, por supuesto hablo cuando se enfrenta a rivales de alto calibre -basta recordar un año antes en las semifinales contra el Chelsea-, ayer se dejó ver los mejores sesenta minutos de la temporada en cuanto al futbol desplegado se refiere. Otra cosa fue la estupenda actuación de Manuel Almunia y la falta de puntería que sorpresivamente tuvieron los culés. Es más, los goles cayeron en jugadas bastante aisladas en trazos al espacio para Ibrahimovic y no en las tremendas combinaciones utilizando todos los espacios del campo mareando a la defensiva local, intercambiando posiciones de ataque, con imaginación, soltura y ritmo que les permitió tener no menos de diez oportunidades claras de gol. Insultante posesión de balón, parecía como en los recreos, que Xavi había llevado el balón y solo quería jugar con sus amigos y no se la prestaba al conjunto inglés. Y finalmente eso, es lo que busca cualquier equipo, la otra chamba es meterlas y ahí es donde los gunners supieron que no debían tirar la toalla y pese a los contratiempos sufridos con las lesiones de Gallas, Arshavin y Cesc – que se lesiona marcando para añadir tintes bélicos al guión- lograron la igualada menos equilibrada que se ha visto últimamente en partidos de este nivel.

“Parecía un equipo de Play Station” (Walcott); “es increíble, debimos salir goleados” (Wènger), “jugar así siempre es imposible” (Guardiola); y “el de ayer fue uno de los mejores partidos que he podido jugar” (Puyol). Sobran declaraciones y calificativos para el juego de ayer, que continúa dando al Barcelona como favorito a repetir el título. Definitivamente no se han cansado de ganar, compiten al máximo porque si son capaces de jugar así no tienen otra alternativa. Lo de ayer fue un deleite fuera de portar una camiseta u otra, pero el resultado deja la clasificación al alcance de cualquiera de los dos, el Arsenal ya sabe que su mejor arma es jugar al contragolpe donde ahora si tendrá de inicio a Walcott y las bajas pueden ser notables pero nunca insustituibles: Nasri tendrá que hacerla de Cesc, por más que no tengan las mismas características. El cuadro blaugrana perderá velocidad en la central con la titularidad segura de Márquez y de Milito, además de no recuperar a Iniesta, pero gozará de estar como local y con su máximo exponente Lionel Messi.

Los ingleses han inventado el futbol, pero a estos que en el once inicial no contaban con ninguno de aquella nacionalidad, el Barça les enseñó a realmente como mover el balón, pero repito, sin goles no hay éxitos ni recompensas y eso los catalanes lo deben tener bien claro.