Posts Tagged ‘ Subcampeón ’

Final predecible

Ya no es ninguna sorpresa encontrarnos con una final entre dos equipos de provincia y además que no la juegue ninguno de los denominados “grandes”. No llegó a ésta instancia ni Toluca ni Pachuca que han visto sus proyectos superados por Monterrey y Santos, quienes sin duda protagonizarán una final por de más atractiva sin ninguna duda.  Cruz Azul le hizo un favor a sus seguidores y al futbol mexicano y se limitó a quedarse en los cuartos de final para no llegar a quedar de nuevo subcampeón. Chivas ahora en su renovación, Pumas estancado y América con la reingeniería interminable no se acercan al éxito que alcanzan los proyectos de los finalistas en este momento.

La historia pesa y los números también, o al menos eso deberían porque con el sistema de competencia en México, basta un lustro para ganar algunos campeonatos y estar entre los más ganadores. Hay “grandes” por tradición, afición e historia, pero en una liga donde los resultados son impredecibles y para como arrastran el prestigio, deberíamos dejar de usar esa palabra. Sigue leyendo

Cruz Azul sería campeón

Condenados a parecerse a una película de Hollywood por la cantidad de subtítulos que tienen últimamente, los Cementeros se vuelven a ilusionar esta temporada. “Este año ya nos toca”, “no creo que tengamos tan mala suerte”, “nos lo merecemos”. Son algunos de los pensamientos que invaden a la desgastada pero fiel afición azul. Y es que después de perder una buena cantidad de finales en los últimos años no era para menos que hasta los directivos se declararan hartos de tal sequía. Desde aquel título con el penal de Carlos Hermosillo en León, han venido Pachuca, Santos, Toluca y Monterrey a ganarle las finales. Y además en la Concachampions Atlante y Pachuca también lo han dejado con el hambre de triunfo. Del plato a la boca se cae la sopa y el Cruz Azul se convirtió ésta última década en el centro de críticas y hasta llamados los “pecho frío” o “subcampeonísimos”. Pero lo más bochornoso para ellos es que su verdugo mayor en siete años consecutivos fue el América, a quienes no le pudieron ganar ni en su peor momento, pero el suplicio terminó hace algunas semanas con el gol del Chaco Giménez que hizo que su afición ganara por fin una apuesta, cuando seguramente pocos fueron los que se animaron a jugarse algo por sus colores. El Azul este año vuelve a creer…

Con los torneos cortos hay mayor oportunidad de ganar campeonatos y por lo tanto de acumular fracasos, pero recordando también que la revancha llega más rápido la ilusión no solo para los azules sino para todos los demás se renueva cada seis meses y por lo mismo, da muy poco margen para hacer proyectos a largo plazo. Sigue leyendo

Saber perder y saber ganar

Accediendo a una histórica final tras ganar en Chile y desde que se supo que el rival sería brasileño, Internacional o Sao Paulo, se sabía que el Guadalajara no partía como favorito. Pero nuevamente se prendían las velas de la esperanza, para buscar de una vez por todas el ansiado título de la Copa Santander Libertadores de América. A terminar con la supremacía de clubes brasileños sobre mexicanos y qué mejor que hacerlo en la final.

Pero este equipo no es el mismo de otras veces, por los nombres de los cambios y la falta de gente que haga la diferencia, llegamos a la conclusión de que están en renovación. Y los que suelen tardar en aparecer son los de las posiciones que hacen la diferencia. Y cómo van extrañar al “Chicharito”. Ni el “Bofo” ni Bravo ni el “Venado” están para llevar a las Chivas a sacar los resultados deseados y Arellano menos, no es ni la sombra de lo que fue y menos de lo que prometía, también sumamos el bajo nivel de Magallón. La poca experiencia de tantos jóvenes está mal cobijada en el plantel actual, peor aún si el capitán es Héctor Reynoso con el ejemplo de su “futbol colmillo” dejando el espectáculo en el olvido. Todo un guerrero en el campo, pero las repeticiones evidencian su terrible antifutbol.

En los 180 minutos no pudimos ver la mejor versión del “Rebaño Sagrado”. Se vieron avasallados por el conjunto brasileño de principio a fin. El gol de Marco Fabián dio cierta esperanza para pensar que “como las finales nadie las juega bien, igual y así las Chivas también la ganan”; pero no, equivocación de José Luis Real en cambiar el esquema a medio partido y graves errores de coordinación defensiva, además de la clara reacción de los locales condenaron otro subcampeonato más para México en competencias de Conmebol. Pero no es para achicarnos y hacernos a la idea que nunca podremos ganarles, porque en algún momento llegarán esas victorias, y quien no lo crea así mejor que ni vea los partidos que se juegan en esas competencias. Falta tomarle la importancia, trabajar el aspecto mental y esa dosis de suerte en los momentos precisos. Que fácil se escribe o se dice…

Inter es un equipazo, está muy bien trabajado y tiene esos hombres que se echan el equipo a los hombros. No sólo uno, varios: D’Alessandro, Tinga, Guiñazú, Sobis, Taison o el joven Giuliano, y son justos campeones porque fueron mejores simplemente.

El tema para recapacitar queda en los jugadores, mexicanos y brasileños por el pésimo comportamiento que tuvieron al concluir el partido. Qué imagen tan desagradable han dejado al aventarse a los golpes y a provocar a los campeones que ya estaban festejando, o eso intentaban, ya que ellos fueron los que provocaron primero y luego siguieron el festín igualmente con puñetazos, patadas, codazos o hasta muletazos. Las Chivas ayer no supieron perder y el Internacional tampoco supo ganar. Si te ganan y fueron mejores que tú, lo más honroso que puedes hacer es darle paso al ganador, aplaudirle y llevarte tu reconocimiento por el esfuerzo de luchar hasta el final y haber sido el segundo mejor del campeonato. Si ganaste, gana bien, sin burlarte, sin menospreciar y agradeciendo el digno trabajo que hizo el contrincante y así te sientes de verdad un campeón con todas las de la ley. ¿Cultura? ¿Autoestima? Hasta en los barrios pasa, comencemos por saber ganar y saber perder dentro de nuestro propio ambiente, así cuando critiquemos a esta especie de futbolistas no estemos hablando de nosotros mismos.

Subcampeonísimo

Otro sueño más desvanecido, otra medalla más de segundo lugar, otro “intento” de premio de consolación, otra vez hay que pasar antes por el trofeo más chico, otra vez soportar la euforia del contrario y otra vez quedarse con las ganas de llorar de la emoción y el éxtasis triunfal, en lugar de hacerlo con la desilusión de la derrota. No es historia nueva, en realidad no me sorprende que el Cruz Azul haya perdido contra el Pachuca la final de la Concachampions, a pesar de que el gol cayera hasta el minuto 92, los cementeros estaban destinados a caer. No es hacer leña del árbol caído, pero esto ya rebasa los límites y no hay como detenerlo.

Tenemos que poner la video Beta (solo un decir, Youtube rescata estas situaciones) para recordar la última vez que se corono la Máquina en “algo”. Diciembre del ’97: cuando el León era protagonista y estaba en primera división, tras la terrible patada de Comizzo en la cara de Hermosillo (no entiendo aun como no fue expulsado), que el mismo goleador histórico transformó en el gol de oro y el campeonato celeste número ocho. Y dos años después comenzó el martirio que sigue hasta el año en curso.

Pachuca que lleva ya 10 títulos acumulados en este tiempo (entre nacionales e internacionales por ninguno de los azules) les ganó la final porque tuvo más huevos y metieron el gol del gane justo con esa parte del cuerpo. Para los nostálgicos o burlones, Aguirre era el entrenador tuzo. Luego en 2001 la final de la Libertadores, que creo que todo México estaba con ellos, pero eso no impidió que se quedaran con las ganas de destronar a Boca Juniors.

Después de varias semifinales y agudizar la racha de no ganarle al América (que sigue hasta ahora), de despedir a todos los futbolistas en un  torneo, de casos de doping, de ser eliminados sin disputar la vuelta en unos cuartos de final, esperaron hasta el 2008 para acceder a otra lucha por el campeonato. Y fue Santos el que los despachó con un poco de problemas al final, pero con una amplia superioridad futbolística. Un semestre después la esperanza estaba de nuevo, se perdió con la ida, pero las agallas de la Maquina forzaron los penales ante los Diablos, los cuales los harían caer nuevamente. Pero un año después lo vuelven a intentar, parece por minutos en el Tec que la malaria se termina, pero el Monterrey termina siendo más equipo, demuestra el coraje con el que hay que jugar y los barre nuevo. Una más a la cuenta. Y si no era suficiente en el preludio llegaron a otra final del nuevo torneo de Concacaf que igualmente ven pasar, ahora con un potro relinchando y viajando al Mundial de Clubes.

Han pasado buenos jugadores como los “Chelos” Delgado, Latorre, Osorio, Cata Díaz, Figueroa, Abreu, Matute, Pereyra, Torrado, Lozano, Borgetti, Sabah, Bonet, Riveros, Villa, Chaco… y nada, absolutamente ninguna alegría, más que ganar el “Cuna del Futbol”.

Tantos fracasos y sueños inconclusos, para un supuesto equipo grande del futbol mexicano, de verdad que los compadezco aunque les aplaudo y admiro la fe. Ser del Cruz Azul en estos tiempos es saber que  los nuevos chistes y burlas serán sobre tu afición y tus malos ratos. Crueldad que no podrá borrar el tiempo, sino que lo incrementará más, lo único que puede salvarlos es ganar por fin algún título. O al menos si no lo van a hacer, abstenerse de llegar a cualquier final.