Posts Tagged ‘ Viajes ’

Benvenuto a San Siro

Cuántas ganas tenía de conocer el Estadio Giuseppe Meazza, lugar donde han escrito tanta historia el AC Milan y el Internazionale de Milan. Equipos pesados, de jerarquía en Italia y por supuesto también a nivel europeo. Viviendo en Zanè, un pequeño municipio de la provincia de Vicenza, a casi 250km de Milano, el viaje hay que planearlo con antelación, aunque en realidad lo hicimos sobre la hora. Un canadiense, un australiano, un estadounidense y yo, mexicano, nos decidimos con el tiempo muy justo para tomar el tren y aventurarnos hacia un partido que en la previa lucía bastante atractivo: Inter recibiendo al Napoli.

No había tiempo para tomar el tren regional con más paradas – y que cuesta la mitad- , pero que tardaba casi lo mismo que el Euro Star, que fue el que terminamos tomando, ya que de otro modo no llegábamos. Poco más de dos horas y media para llegar a la Stazione Centrale di Milano. Con una hora y veinte minutos para el silbatazo inicial y sin tiempo que perder para tomar el metro a la cercanía del estadio. Ya en el camino se vislumbran camisetas y banderas nerazurri, hacemos un cambio y llegamos a la estación de Lotto ya en la zona de San Siro, nombre que los tifosi del Milan le dan al estadio, mientras que para los del Inter es el oficial, Giuseppe Meazza.

A partir de ahí toca caminar casi dos kilómetros y medio o con suerte si es que encuentra lugar en el autobús – nosotros la tuvimos – para llegar a “Il Meazza”. Partido difícil, pero la afición se encontraba optimista tras la llegada de Claudio Ranieri a la dirección técnica en sustitución de Giampiero Gasperini y los inmediatos resultados con victorias en Bologna (1-3) y en Moscú (2-3). Sigue leyendo

1426 días

Casi nada, nada más 1426 días faltan para que vuelva. Y no es que se acabe el mundo, pero que larga es la espera por la Copa Mundial de futbol. Ahora nos vuelven a distraer los torneos locales, luego los continentales y algunos amistosos. Por supuesto que hay meses de altísima tensión y emoción con las rondas finales de la Champions y las ligas europeas, en México, sinceramente con dos campeonatos al año es fácil sobreponerse de una temporada a la otra, pero igualmente el pueblo sigue pagando esos productos llamados Apertura y Clausura. Llegarán de nuevo la Copa América, la Eurocopa y nuevamente comenzará el camino hacia el próximo Mundial con las eliminatorias en todo el mundo y con ello ya estaremos pensando y programándonos para Brasil 2014.

Pero regresemos a tierra, que apenas terminó Sudáfrica 2010 y seguimos saboreando lo que nos ha dejado, pese a que los rumores de fichajes y las pretemporadas nos empiecen a abrumar.

El nivel del futbol practicado no fue el mejor y de eso ya estamos acostumbrados, porque un futbolista busca tomar la regularidad y su nivel en todo un año entrenando con los mismos compañeros y llega al verano ya cansado y buscando en poco tiempo con sus “nuevos compañeros” obtener el máximo nivel porque ya que evadiendo la primera fase, todo lo demás resulta de vida o muerte. Y con esa misma teoría llegamos al que ha sido el campeón, una selección con el estilo de juego del que ha sido el mejor club de ese país en los últimos años y que basa su juego en el equipo precisamente y no en las individualidades, las cuales son irremplazables. La “Furia Roja” ha hecho historia y ha sido campeón por méritos propios gracias a un trabajo de muchos años del Barça aunado a los demás talentos que han salido de otros clubes del balompié español.

Alemania va por el mismo camino sorprendiendo con su juego, puede que en lo único que haya hecho falta Ballack es en el carácter y la fuerza, pero el futbol que realizó el juvenil cuadro teutón fue magnífico, incluyendo las goleadas a Inglaterra y a Argentina y exceptuando la semifinal con España. Me salté al dignísimo subcampeón, no por mérito sino porque creo que fue mejor lo hecho por los alemanes. Holanda jugó un torneo estadísticamente perfecto hasta el minuto ’26 del tiempo extra en la final. Por poco queda invicto (el único fue sorpresivamente Nueva Zelanda), jugando un futbol más calculador que no emulaba a su pasado ya que sus rivales tampoco le exigieron tanto y hasta terminó por dar una actuación de “futbol colmillo” en la final. No se me olvida dignificar a la selección uruguaya con un gran papel, con Diego Forlán brillando con luz propia sobre todos, con el permiso de Villa o Sneijder y Ozil que se apagó en los juegos decisivos. Ya ni hablar de Messi o Cristiano Ronaldo, cada uno a su modo lo intentó, pero ninguno pudo brillar como se esperaba.

Un buen recuerdo nos dejará, con los mencionados, con la alegría de Ghana, con las hartantes vuvuzelas, decepciones inglesa, italiana, francesa y brasileña, y el ya merito del Tri que sigue soñando pero se queda nuevamente en su lugar.

¿Dónde están todos aquellos que decían que los sudafricanos no podrían con el paquete de organizar la Copa del Mundo? ¿Dónde están los que aseguraban que el “sistema” iba a ayudar a la selección local? Con el país anfitrión solo disputando la primera fase porque no les alcanzó para más, el ambiente fue extraordinario, todos los viajeros aventureros mundialistas se hicieron sentir a su manera y llenaron la mayoría de los estadios, los cuales de verdad que son una maravilla. Los nuevos majestuosos y los mejorados tampoco quedaron a deber. La organización estuvo a la altura, tampoco les mentiré que no tuvo sus detalles y errores, no son alemanes ni japoneses, pero nunca se acercó al desastre que muchos presagiaban. Además un país prácticamente nuevo lleno de gente extraordinaria, con recursos, paisajes, animales, historia reciente y mucho que ofrecer.

Gracias y adiós Sudáfrica. ‘Shop shop’.

‘Até breve’ Brasil. Nos vemos en 1426 días.

En Sudáfrica IV

Y casi en un parpadeo esto se termina, llegaron algunos días en que no hubo futbol siendo hoy uno de ellos. Alemania y Uruguay mañana se juegan el intrascendente partido por el tercer lugar, aunque la misión de Miroslav Klose de pasar a la historia como el mejor romperedes de todos los mundiales le da interés al partido. Lástima que un delantero ciertamente eficaz y regular pero que no se sale del promedio puede empatar o rebasar al grandísimo crack y goleador brasileño Ronaldo. Si el polaco-alemán lo logra, también podría colarse en la disputa de su segunda bota de oro aunque la competencia es dura con David Villa, Wesley Sneijder, Diego Forlán o incluso su compañero Thomas Muller. Por supuesto, es un tema secundario, lo importante ahora es que habrá nuevo campeón del mundo. Una de las dos, Holanda o España debutará como campeona de la Copa del Mundo.

Diga lo que diga el pulpo Paul, es una final de pronóstico reservado. Holanda ya no juega como la naranja mecánica alegre de antes, ni por la comandada por Cruyff y tampoco por la que orquestaban Bergkamp, Overmars y compañía. Tienen a un tipo que enloquece cuando no tiene el balón y que sin duda es porque sabe siempre que hacer con él, en Sneijder están las esperanzas tulipanes aunque es fundamental el apoyo de Robben para desequilibrar y la fortaleza de la mancuerna De Jong-Van Bommel. No han jugado espectacular y hasta han sufrido en ocasiones, pero su constancia y manejo de los partidos les ha alcanzado para ser el único equipo que ha sido capaz de ganar sus seis encuentros; les queda el séptimo y el más importante para igualar al Brasil del ’70 y alzar por primera vez la copa, en su tercer intento. La tercera puede ser la vencida tras fallar ante teutones y argentinos hace ya bastantes años.

España por su parte llegó a principios de junio como el favorito, solo discutido en parte por Brasil, aunque perdió credibilidad con el debut y caída ante Suiza. Pero quitarse esa carga le ha venido bien a la Furia, que ha venido de menos a más con su conocido estilo de toque de pelota mareando al rival y buscando el espacio con el tiki-taka al más puro estilo culé, con el nuevo artillero de ese club y con el capitán que quiere volver a ser catalogado como el mejor arquero del mundo. Les ha costado hacer goles y es básicamente porque los rivales conocen su juego y lo esperan al contragolpe, Alemania buscó con esa, su mejor estrategia, pero no pudo explotar los espacios que si de por sí fueron pocos, los españoles los defendieron de manera impecable.

Podrá gustarnos uno u otro estilo, igualmente en la Champions el Inter no jugó como a la mayoría nos gusta pero fue campeón, ahora no hay un catenaccio definido ni una marea imposible de frenar, los dos buscarán atacar, pero a diferentes maneras, unos necesitan bastantes toques y mayor posesión, los otros suelen ser más eficaces. Ganará uno nuevo, eso debe ser una lección para muchos, pero para llegar hasta allá hay que trabajar y bastante.

España u Holanda, que decida el futbol y los goles, o si no son pacientes que decida el pulpo Paul.

Disfrutarlo que se termina. Sudáfrica 2010: ha sido una gozada.

En Sudáfrica III

Viendo lo rápido que se pasa esto pienso en lo poco que nos dura un Mundial, pero con tanta gente unida por algo, emotividad, colores y sueños se sabe que vale la pena la larga espera de cuatro años. Días aún quedan muchos pero los partidos ya no son tantos. Ya jugados 48 de la primera fase, solo nos quedarán 16 enfrentamientos para conocer al nuevo campeón. Definitivamente agradecemos que cayeran más goles ya que al inicio la igualdad permitía pocas anotaciones.

La selección mexicana tiene una nueva cita con el destino este domingo ante Argentina. Las palabras revancha y venganza suenan cada vez más fuerte con la ilusión de alcanzar los cuartos de final y justamente eliminando a quien nos echó el campeonato anterior con aquel gol de Maxi Rodríguez que sigue haciendo latir más fuerte los corazones argentinos y detiene por un momento los mexicanos. Pero los ánimos hay que renovarlos, olvidar lo pasado y escribir una nueva historia. México puede ganar a los sudamericanos, pero no solo eso, la mentalidad para el juego debe ser creer total y fervientemente que se va a ganar. El “si se puede” es para los que se saben en desventaja. Yo creo que si cada jugador sale a la cancha creyéndose victorioso y la interacción con el público transmite ese mismo sentimiento el Tri jugará los cuartos en Cape Town la próxima semana. Pese a su historia ganadora, pese a la trayectoria de sus futbolistas, pese a su suerte de equipo grande, pese a Messi… todo se decide finalmente en la cancha. El Soccer City puede estallar ya que el apoyo lo tendrá México, con la enorme cantidad de compatriotas que viajaron y que la mayoría sudafricana está con nuestro equipo.

El regreso de Juárez es importante por el terreno que cubre y su descaro al jugar, la defensa sigue muy sólida pero hay que estar más atentos que la guardia suiza y arriba sostengo la idea de que Franco debe dejar su lugar al “Chicharito” y que Giovani junto con Barrera son las mejores opciones de desequilibrio con las que cuenta Aguirre, aunque finalmente depende de los jugadores, hay que animarse a tirar y pelear cada balón como si fuera el último.

Repito también que cualquier sorpresa sigue siendo posible, hay muchos poderosos pero todos se perciben vulnerables. Francia e Italia jugando la final en Berlín hace cuatro años ahora se van sin pasar del tercer juego, pero todo llega con una mala planeación del plantel (culpa de los entrenadores) y bajo nivel o ausencia de sus cracks. Decepción africana casi total si no fuera por Ghana que con su joven equipo aguerrido se ha colado anotando sus dos goles de penal,  en cambio ilusión del continente americano con solamente Honduras eliminado de los ocho representantes (esperando el desenlace del grupo H), así que serán ahora más que los europeos. Y aplaudir el trabajo de coreanos y japoneses que es muy notorio en lo que hemos visto hasta ahora, su velocidad aunado a la mejora en su técnica los hace muy peligrosos.

En cuanto a individualidades se mantienen las mismas con Ozil como revelación para muchos y sosteniendo sus nombres tanto Messi, Sneijder, Robinho, Luis Fabiano, Gerrard, o Villa. Gran juego de equipo de varios que por eso mismo van a estar en la siguiente fase: coreanos, eslovacos, japoneses y uruguayos quienes no han recibido gol por cierto. Los mexicanos con chispazos pero ahora es cuando deberán brillar.

Que siga la fiesta del futbol en este maravilloso y contrastante país en un Mundial que está siendo el más frío pero también más que exitoso.

En Sudáfrica I

Cuando usted esté leyendo este artículo, yo estaré ya hospedado en la ciudad de Johannesburgo una semana antes del Mundial. Definitivamente sería mejor brindarle ya detalles sobre lo que acontece por acá, pero por cuestiones de logística, tiempos de vuelo y entrega de artículos, lo que estoy escribiendo aún lo hago desde Puebla. Hoy inicia mi aventura a Sudáfrica y quiero compartirlo con todos ustedes.

Tiempo para llevar y leer libros y revistas sobre el país, ya que es un vuelo bastante largo y más cansado todavía, saliendo de la Ciudad de México y haciendo escala durante casi 10 horas en París, donde junto con mis amigos compañeros de viaje iremos a dar un paseo turístico y empapándonos lo que ya exista de fiebre mundialista y del Roland Garros que comienza su fase decisiva. Que poco tiempo tenemos para tantas cosas, por eso a cada momento hay que sacarle todo el jugo posible, hasta la última gota y saborearlo al máximo.

El día viernes a las 10am hora local (3am de México) finalmente habremos completado la travesía para vivir de lleno el Mundial de futbol durante todo un mes en el país donde se lleva a cabo. Una experiencia única, remitiéndome a lo ya vivido hace cuatro años en Alemania, donde puede considerarse que todo estaba mucho mejor organizado, simplemente por ser una potencia mundial y sus avances tecnológicos le permiten ofrecer lo mejor. Pero no esperamos nada malo de los sudafricanos que han hecho todo su esfuerzo para hacer del primer mundial en este continente todo un éxito rotundo. La apuesta de la FIFA y de Joseph Blatter en especial por llevar el torneo a suelo africano detonará este mes una gran prueba para esta zona geográfica que abrirá sus puertas con el mayor deseo de hacer un evento inolvidable.

Esperen muy pronto la Guía del Mundial que se ha preparado y se entregará con este su diario Milenio, del periodismo con carácter y las mejores opiniones, para que no se pierda detalle alguno de ninguna de las selecciones. Así como muchos aficionados cumplimos sueños de llegar, los jugadores de todos los países han soñado con grandes momentos en esta cita tan importante para todos los pamboleros.

Estaré reportando desde tierra mundialista haciéndoles llegar la experiencia desde la mayoría de las sedes, algunos partidos, el inigualable ambiente mexicano, bastantes bares, la riqueza cultural sudafricana, las playas, la historia, los safaris y demás, y un ambiente increíble donde se respira amistad, fiesta y sobre todo futbol.

Amigos, ya estamos ¡en Sudáfrica!En Sudáfrica

Welcome to the Dodger Stadium

Por supuesto que el primer paso para disfrutar el mejor béisbol del mundo es estar en los Estados Unidos, y aprovechando el viaje por Los Ángeles, la mejor opción es visitar el Dodger Stadium, y mejor aun, con el reciente regreso del ídolo del equipo, Manny Ramírez, y con la presencia de otro de antaño, Fernando Valenzuela. Voy con mis amigos a comprar los boletos, tampoco son los mejores, pero en la planta alta entre jardín derecho y la primera base tenemos una excelente percepción del juego. 25 dólares para quien necesite el dato. Por el lado contrario esta el territorio de la estrella del equipo. Literalmente por ese jardín está escrito Mannywood.

El rival en turno para el mejor equipo de la Liga Nacional este año son los Astros de Houston, quienes no andan tan mal pero se les complicará mucho entrar a los Playoffs.

Claro, en este deporte cuentan muchísimo los pitchers y en esta ocasión nos ha tocado Randy Wolf por los locales y Wandy Rodríguez por los visitantes. Gran juego de pitcheo, pocos hits, pocas emociones pero un espectáculo defensivo corroborado por los infielders, destacando por mucho Rafael Furcal, 3-0 para los Astros la pizarra final. Esperando mucho de Manny, resultamos decepcionados. Se fue de 4-1, con sencillo y dos ponches, pero que quede claro que el es el que mueve a la gente y la estrella mediática de este equipo. Se venden sus rastas tipo gorra por 30 dólares, y créanme que bastantes personas las adquieren.

Fuera del simple partido que pudimos observar, destaca a mi manera de ver que la “Fernandomanía” sigue viva. Ahora mas que es narrador para una cadena en español y el palco donde se encuentra es el mas buscado por todo el estadio. Además en una pausa del partido se presenta un video de las leyendas del club y el del mexicano se puede ver no en todos los partidos, pero me dicen que lo ponen bastante. Muchos mexicanos se dan cita al estadio y después del “God Bless America” es uno de los momentos mas emotivos del juego.

Siguiendo con estrellas mexicanas, visité Petco Park, casa de los Padres de San Diego, aunque no en día de partido y es muy notable el aprecio que se tiene por el mejor bateador del roster: Adrián González. El primera base sigue cuajando una temporada que debe reconocerse, su equipo no le ayuda y están hundidos en la mediocridad por su promedio de victorias, necesitan refuerzos, pero el desempeño del mexicano como uno de los mejores jonroneros del año lo valoriza y si algún mejor equipo lo tienta cuando termine su contrato podría ser aun mas reconocido, con la ayuda de un equipo que se sostente en mas estrellas.

El deporte rey en este país cuenta siempre con representantes mexicanos, muchas veces olvidados, una lástima, ya que el fútbol por más que sea mi mayor pasión no nos deja los mejores resultados. Hay que voltear a ver a otros deportes como este, y los que nos dejan medallas.