Posts Tagged ‘ Bayern Munich ’

La revancha de Robben

‘La fuerza que tuvimos para ganar, la obtuvimos de las derrotas’. Oliver Kahn dijo esto tras ganar la Champions League en aquella fatídica serie de penales en el Giuseppe Meazza ante el Valencia. Dos años antes, el Bayern Munich había protagonizado la peor tragedia de su historia, que para el rival es la mejor hazaña que han conseguido y me refiero a la final que protagonizaron los alemanes ante el Manchester United. Par de minutos de gloria para unos e infierno para otros.

Ahora, el Bayern llegó a su tercera final en cuatro años buscando el ansiado quinto título europeo contra su reciente némesis en el campeonato local. Pero hay alguien que tenía una revancha personal, alguien a quien no se le daban nunca las finales y ahora ha sido el héroe y el mejor jugador del partido.

Inicios en Groningen para muy pronto despuntar y llegar a uno de los grandes de la liga holandesa, el PSV Eindhoven. Debut y derrota en final de la Supercopa, ¿mal augurio? En dos temporadas salió campeón en una ayudando al ‘9’ del momento a ser el goleador de la liga, Mateja Kezman. Los llamaban ‘Batman y Robben’ y ambos fueron comprados por el Chelsea, el nuevo rico aquel entonces del futbol europeo. Entonces previo a un terrible año perseguido por las lesiones – su punto flaco, junto con su individualismo – vino el despegue del zurdo con el sistema de José Mourinho. Los contragolpes perfectamente ejecutados con la velocidad de Arjen y de Damien Duff, con Makelele recuperando, Lampard enviándolos y Drogba cerrando llevaron a los Blues a competir año con año en la élite europea. Ganando dos ligas, aunque sin llegar a la regularidad deseada que lo catapultara como la estrella de su equipo y sin poder brindar a su selección lo que se esperaba de él. Sigue leyendo

Candidato silencioso

Un club con una de las mejores canteras del mundo, que compra los mejores jugadores de otros equipos, que siempre pelea por todos los títulos, que tiene su organización muy bien definida y que además de ser ganador, busca jugar un futbol espectacular. Ese es el Bayern Munich y por ahí van las razones por las que Pep Guardiola ha decidido firmar con ellos y no decantarse por las ofertas mayores de los jeques.

Pero todavía sigue en la dirección técnica Jupp Heynckes, quien en su tercera etapa con el club busca darle por fin la Champions League, que sí pudo ganar al frente del Real Madrid en la única temporada que lo dirigió. Comenzó el año con la obligación de recuperar la hegemonía en la Bundesliga tras la fuerte competitividad y regularidad mostrada por el Borussia Dortmund. Y la temporada empezaba con la Supercopa alemana contra sus verdugos que les habían ganado no sólo cuatro partidos consecutivos, sino las dos ligas y una copa.

Pero aquel partido lo ganaron los bávaros y ahí empezó la confianza para con un equipo reforzado con jugadores de calidad en cada línea: Dante, Javi Martínez, Xherdan Shaquiri y Mario Mandzukic. Además de mantener la base que había llegado vivo al mes de mayo pasado para ganar todos los campeonatos, aunque terminó por perder todos. La más dolorosa, la caída en su misma casa, el Allianz Arena en la final de la Champions League ante el Chelsea. En uno de los capítulos de más drama del futbol en los últimos años. Sigue leyendo

La final no soñada que cumplirá sueños

El sorteo de la Champions League vislumbraba la final soñada para el mundo futbolístico, la que enfrentaría a los mejores equipos de España y probablemente del mundo, la más mediática, la que más vendería y haría vibrar no sólo Europa sino a todo el mundo. Pero la historia no quiso que así fuera. Barça y Madrid se quedaron en el camino.

Habrá menos turismo siendo uno de los finalistas local y por ende menos ocupación hotelera, y el otro un equipo de poco arraigo fuera de Londres, pero no deja de ser la final del torneo más importante de clubes en el mundo. Bayern y Chelsea llegan con historias y estilos diferentes pero ambos con su merecido reconocimiento.

El equipo alemán buscará su quinto título y el inglés apenas busca estrenarse tras perder la gran oportunidad hace cuatro años en penales ante el Manchester United con aquel fatídico y trágico resbalón de John Terry y la posterior atajada de Van der Saar a Nicolas Anelka. Sigue leyendo

Los Bávaros

Qué importante es en el fútbol, llegar a éstas alturas de la temporada vivo en todas las competiciones y además en el mejor nivel posible tanto colectivo como individual hablando de las figuras que componen el equipo.

El trofeo máximo en Europa es la Champions League, el que todos anhelan y al que pocos aspiran. Y el Bayern Munich junto con el Barcelona, son los únicos que aspiran a ganarlo todo, al ‘imposible’ triplete, que en realidad lo ganaron el Barça de Pep en 2009 y el Inter de Mourinho el siguiente año, al ganarle la final a los alemanes que aspiraban a la misma cantidad de trofeos.

El Bayern está virtualmente enfrentado en las semifinales de la Champions League al Real Madrid. Ambos sacaron buenas rentas como visitantes de Marsella y Nicosia respectivamente y tienen ya marcadas las fechas del calendario para verse las caras en lo que serán 180 minutos apasionantes, como son cada vez que se enfrentan y con eliminatorias recientes muy equilibradas. Sigue leyendo

Por el triplete

Hace un año todo el entorno futbolístico hablaba del posible triplete histórico que podía conseguir el Barcelona ganando Liga, Copa y Champions. Después ganó las dos Supercopas y el Mundial de Clubes pasando a ser algo no solo histórico sino para la posteridad.

Pero eso de histórico e irrepetible, un año después terminará repitiéndose, al menos los primeros tres títulos, ya que a la final de la Champions League este año han llegado dos equipos que ya han conseguido llevarse sus respectivas ligas y copas. No hay que demeritar el logro, pero casualmente este año habrá un quinto equipo en lograr semejante hazaña y nada más un año después del cuarto.

De diferentes formas pero ambos llegan en buen momento y levantando sus trofeos con autoridad. Inter de Milán fue líder casi todo el campeonato en la Serie A, y solo sufrió un poco por distracciones y el empuje de la Roma, pero al final consolidó su ¡quinto Scudetto consecutivo!, confirmando su dominio total en ésta época con el permiso de las crisis milanista y juventina. Por el plantel tan extenso y tan competitivo, la Copa la jugó con suplentes casi toda y llegaron a la final sin batallar mucho para coronarse también ante la Roma como su sinodal más cercano. En la Champions les costó un poco al inicio, pero afrontar a los favoritos Chelsea y al Barça, y robarles ese cartel tiene su explicación.

Bayern Munich por su lado ha llegado de atrás en la Bundesliga para regresar al trono, el lugar que más y mejor conoce. La Copa la han ganado aprovechando también su abanico de opciones en los suplentes. Llegan a esta final contando con la peor campaña de Ribèry (quien por cierto tampoco jugará mañana) pero con Robben como su estandarte, en su mejor momento y en sus mejores condiciones físicas (¡milagro!). Su camino no fue cómodo, eliminaron a la Fiorentina contando con ayuda arbitral, aunque despegaron con ese gran partido ante el Manchester United para después deshacerse del Lyon sin problemas.

Por fin todos los fichajes (Zanetti con 13 años en el plantel es el más rentable) y millones gastados por Moratti, plantillas larguísimas, jugadores importantes pero que a pesar de su calidad no lograban hacer trascender al club a nivel continental. Mourinho sabe cómo hacer ganar y como jugar cada partido y por supuesto que tiene los jugadores para hacerlo, recordemos que él no juega, hay que darle el crédito que tiene y no exagerarlo. Milito, Eto’o, Cambiasso, Sneijder, Julio César, son de lo mejor en el planeta en su posición y lo que más tienen es hambre de triunfo. Pero por eso el partido no dicta favorito, los alemanes saben jugar los partidos importantes y tienen un bloque bastante sólido. Su defensa genera ciertas dudas, excepto por Lahm quien además aporta al frente, el medio campo tiene mucho aire y bastante llegada a gol y si el oportuno y vivo de Olic sigue en racha, hay para levantar otra orejona.

Mañana teutones o italianos (pese a que el plantel del Inter casi no tenga) se disputan el título de clubes más importante del año. Después de esto, todos los ojos pendientes en Sudáfrica.