Posts Tagged ‘ Premier League ’

La fuerza de la TV en el futbol

Ésta semana se ha hecho oficial el acuerdo que le dará el 30 por ciento del Grupo Pachuca – Club Pachuca, Club León y la Universidad del Fútbol y Ciencias del Deporte – a América Móvil, el corporativo que ostenta y dirige Carlos Slim, aunque para éstas funciones delega y confía en Arturo Elías Ayub.

Con esto, el Grupo deja de negociar con TV Azteca para la transmisión de sus partidos, aunque en realidad no iban a llegar a un acuerdo, dado que el León pedía 50 millones de pesos (casi 4 millones de dólares) y la televisora ofrecía poco más de la mitad, la cantidad que le pagaba a los Estudiantes Tecos, el equipo que descendió para que los Esmeraldas tomaran su lugar en Primera División. Sus primeros tres partidos como local no fueron transmitidos en ningún lado.

A partir de la próxima jornada, con el León vs Guadalajara – uno de los partidos que más ranking genera en todo el torneo como local el equipo leonés – comenzarán las transmisiones por Uno TV, Dish y Fox Sports en México, Telemundo en Estados Unidos y Medio Tiempo en internet, partiendo el duopolio televisivo entre TV Azteca y Televisa – los verdaderos dueños del balón en México – y seguramente ganando más por la publicidad que podrán vender en los distintos medios.

Se critica que Slim es un empresario que tiene otros monopolios en otros sectores y más importantes en México y que ahora combata el duopolio televisivo en el futbol suena utópico, pero hay que separar, ya que en realidad es una situación positiva para que se termine ese control para las grandes empresas de los medios de comunicación. Lo peor es hablar hasta de represalias en contra de este club – al cual lo puede seguir Pachuca cuando termine su contrato en dos años – en cuanto a noticias, lo cual me parece una ridiculez total.

Sigue leyendo

El que todos y nadie quieren

Un jugador de las características deseadas por casi cualquier entrenador. Carlos Tévez  tiene técnica, habilidad, espíritu de lucha, sacrificio, gol. Carlos Bianchi le empezó a sacar jugo  para ganarlo todo con Boca Juniors donde era figura del equipo y el consentido de la afición, hasta que los millones brasileños lo sedujeron para ir al Corinthians y ganar el Brasileirao maravillando a la afición paulista – aunque terminó enfrentado con la misma –  junto con su compatriota Javier Mascherano.

Ambos fueron llevados al viejo continente y al mismo equipo, el West Ham, con la misión de salvarlo del descenso, cuestión que lograron en el último partido del campeonato ganándole al Manchester United con un gol de ‘Carlitos’.

Y justamente fue el equipo más ganador de Inglaterra el que se hizo con sus servicios para la próxima temporada. Pero Alex Ferguson nunca le dio el rol protagónico que el argentino esperaba, pese a sus buenas actuaciones y goles importantes. Sigue leyendo

Los nuevos ricos

El futbol en su estado puro sigue perteneciendo a los equipos de tradición, a los grandes por naturaleza, los históricos. Manchester United, Real Madrid, Barcelona, Milan, Inter, Bayern. Perdidos por ahí están Liverpool y Juventus que aunque se renuevan y buscan emerger en el panorama mundial este año al menos seguirán fuera de la Champions League. Lejos de las vitrinas, los reflectores, del mejor futbol que se juega en el año.

Como en el mundo empresarial, la globalización se come al balón. Magnates con dinero extranjero llegan a las mejores ligas a hacer equipos chicos/medianos más competitivos. El caso más sobresaliente hasta ahora -aunque aún le falte levantar la orejona- es el Chelsea de Roman Abramovich, que ha fichado a estrellas mundiales con un proyecto serio sin escatimar en gastos y hasta ahora le ha dado títulos locales y un protagonismo latente en UCL.

El que lo sigue en la misma liga y la misma línea es el Manchester City, un club que no puede presumir de su palmarés pero con la llegada de los jeques árabes Sheikh Mansour y Al Mubarak y su chequera abierta ha formado el plantel más completo del mundo con un enorme talento incluyendo jugadores de 16 distintas nacionalidades. Las fechas FIFA lo desbaratan. Sigue leyendo

13 del mundo

Aunque suene exagerado o hasta patético, por momentos sigo con la nostalgia del Mundial. Muchos creo que coincidirán conmigo y es que apenas terminó hace dos semanas y aún seguimos discutiendo las alineaciones del Vasco, de qué pusieron a jugar a Messi, porqué Cristiano jugaba solo, si alguien vio a Rooney en Sudáfrica, el futbol defensivo o espectacular y con qué jugadores vendrá España a jugar contra México en unas semanas, bueno y ya pensando en el Tri, ¿quién lo va a dirigir y a quién va a convocar tal entrenador? Mientras tanto, los europeos están de vacaciones, algunos negociando sus fichajes y otros más arrancando pretemporada. Solo los rusos están en plena liga y eso porque el frío condiciona su calendario.

En el continente americano en cambio, los brasileños son los que no paran, los gringos desubicados aún no se estandarizan con el resto del mundo y algunos más ya se disponen a comenzar sus campeonatos, incluido el futbol mexicano. Y justo esta semana revisando la lista de las mejores ligas del mundo según la criticada IFFHS, la mexicana se encuentra hasta la posición número 13. ¿Pero no es acaso la liga que mayor dinero genera en nuestro continente? ¿La que mejor paga? Pues no basta, contrario a las acciones e ideologías de quienes manejan el futbol aquí, el dinero no es lo más importante, el dinero y la consecuente riqueza en el futbol viene por otras cuestiones que como fin todas tienen el crecimiento del nivel del deporte número uno en el país.

He leído y escuchado infinidad de quejas sobre el comienzo de la liga mexicana, que con dos campeones al año, contrataciones petardas y tantos cambios de jugadores cada semestre no deja ni siquiera disfrutar de lo que tenemos, sea el nivel que sea. Mucha crítica, porque en sí es poco lo que nos ofrece y aún menos lo novedoso que tiene, pero con todo y que la irregularidad nos parezca insinuar lo equilibrado del campeonato, este no es tan malo como la tabla aquella lo indica. Muy lejos estamos de las mejores ligas del mundo, pero esta misma estadística pone por delante de la nuestra a la peruana, paraguaya, ecuatoriana y hasta la egipcia, y a la Premier League en el sorprendente 5º lugar. Si, han leído bien, la que fuera mejor liga del mundo hace unos meses, la más equilibrada, consistente, dinámica y vista en el mundo, la han bajado varios escalones.

Entonces ¿le creemos a estas tablas? Pues no del todo, son una guía pero no una referencia exacta. Podemos estar seguros de que “el Chicharito” y Barrera van a jugar en la liga más competitiva y con el mejor nivel del mundo. España e Italia tienen buenos equipos pero son campeonatos más disparejos. Y de la mexicana, por supuesto que es mejor liga que la 13ª del mundo, un par de peldaños más abajo pero igualmente le falta muchísimo para ser el espectáculo que el aficionado merece y la plataforma que la selección mexicana necesita para convertirse en un referente del futbol mundial o al menos competidor, en lugar del simple animador que hemos sido desde hace algunos mundiales. No se ha trabajado del todo mal, si no, nos quedaríamos varias veces en primera ronda, pero falta mucho camino para el objetivo a mediano plazo que sigue siendo aspirar a cuartos de final o semifinales en una Copa del Mundo.

Hoy comienza un torneo más, será un bajón tremendo de nivel técnico y táctico para el espectador, pero las ansias por ver a nuestro equipo nos nublan esos aspectos a partir de este fin de semana. Y por cierto para quienes no lo recuerdan, el campeón actual es el Toluca.

Caballo que alcanza…

Apresurados por el Mundial que se avecina, las ligas de todo el mundo terminan antes. Unas ya están de vacaciones y ya han cedido sus jugadores a las selecciones nacionales y las otras se definen este fin de semana.

Estar detrás del líder (que además busca revalidar el título) durante casi todas las fechas, con un plantel vastísimo repleto de figuras de primer nivel en todas sus líneas, lidiar con varias lesiones durante buena parte de la temporada (incluida la del defensa portugués titular indiscutible), millones gastados no solo esta temporada sino desde hace muchos años, nuevo fracaso en la Champions League al quedar eliminados en octavos de final aun jugando la vuelta en casa ante un buen equipo pero que finalmente fue sorpresa. Pese a los grandes esfuerzos, siguen sin quitarle el protagonismo importante al Manchester United. Así es, estaba yo hablando del Chelsea, que con un buen cierre de campeonato alcanzó a los Diablos Rojos, – olvidando la aguda crisis del Liverpool- ambos habían dejado en el camino al Arsenal, tan exquisito como incapaz de sumar campeonatos, y terminaron los Blues coronándose campeones de la Premier el fin de semana pasado por un punto de ventaja. Mismo que ahora tiene el Barça sobre el Madrid, quienes tienen actualidad similar a la del cuadro londinense pero que en la última fecha necesitan un milagro o una tragedia, depende de qué lado lo quiera usted ver, para salir campeones este año. No importa que uno juegue más en equipo y mejor, mientras el otro no puede sobrevivir sin su estrella y apela a remontadas épicas cada dos que tres partidos, los dos han llegado a unos números impresionantes que dictan la desigualdad de la liga española. Y pese a que no se vería por donde el equipo blaugrana no gane al Valladolid, los blancos estarán pendientes y como no, si ellos también han roto el record de puntos y si esa fuera la cuestión se deberían entregar dos títulos. Pero uno tiene que quedarse con la estrellita.

El otro caballo que muy posiblemente no logrará  hacer la proeza es la Roma que tuvo en sus manos el Scudetto por dos semanas, pero un descalabro de local ante la Sampdoria sepultó sus posibilidades para mantener así el reinado del Inter por quinto año consecutivo ya que el descendido Siena no se ve como un verdadero obstáculo.

La Bundesliga vivió otro capítulo de volteretas, el liderato se repartió durante algunas semanas tras la caída del invicto Bayer Leverkusen (el año pasado fue el Hoffenheim) quienes terminaron hasta la novena posición y dejaron el camino libre al poderoso por historia y por actualidad –podría tener dos plantillas compitiendo por puestos de UCL- Bayern Munich.

El torneo francés vivió la más espectacular lucha por el campeonato, lástima que no tenga la relevancia de los otros ya que su nivel tampoco es despreciable y lo puede comprobar tras la participación de sus equipos en Champions este año. El Olympique de Marsella que desde el escándalo de corrupción vivido en el ’94 no se alzaba con el título, llegando de atrás como ese caballo al que aludimos en la columna obtiene su novena corona para ponerse a una del máximo ganador y ahora intrascendente Saint-Étienne. Benfica, Rangers y Twente fueron los otros equipos que han salido campeones en las demás ligas europeas importantes y excepto el holandés quienes lo lograron por primera vez en su historia, los otros no sufrieron mucho para conseguirlo.

Todos dieron pelea, unos alcanzaron y rebasaron, mientras otros cuantos resintieron los puntos dejados en el camino. Quien ha seguido por lo menos el final de temporada en algunas de estas ligas podrá decirnos si es apasionante o no, y creo que la respuesta la sabemos todos y podría hacer pensar un poco a los directivos en México para al menos no ponernos la excusa de que sin liguilla se perdería la pasión, emoción y el espectáculo.

Los Infiltrados

No ha pasado desapercibido, pero si a segundo término tras la nueva eliminación del Real Madrid de la Champions, la goleada imponente y estrepitosa que propinó el Manchester United al Milán.

Un día muy especial para el Old Trafford, también conocido como “el Teatro de los Sueños”, ya que convirtió realidad el sueño de regresar a este lugar a David Beckham siete años después, aunque fuera vistiendo otros colores. Entró de cambio en el segundo tiempo y pudo disfrutar de poco más de 26 minutos pisando la grama verde de su antigua casa, siendo observado por los fanáticos de los Red Devils quienes le ovacionaron en todo momento y más aún al final del partido en que el “Spiceboy” se despidió de ellos. Además se puso una bufanda del MUST, el movimiento que busca comprar el club a la familia Glazer. Si Becks ya no quiere volver a la MLS, también quiere que los gringos se vayan de la dirigencia de su equipo del alma.

Ahí murió la esperanza del conjunto italiano siendo vapuleados por un equipo inglés que nos enseña cada año que en la isla británica saben cómo jugar los partidos importantes. La primera estocada estaba dada en el mismo San Siro y en la vuelta salieron de nuevo a comerse al balón y a su rival. Sin Pato y con un Ronaldinho sin regularidad en su juego, era difícil que el cuadro rossonero pudiera sobrevivir, menos aun a partir de la marcha de Kaká el verano pasado, jugador que al sentirse desplazado del protagonismo por Cristiano Ronaldo, cada vez se ve con menos confianza en el Madrid, porque en la canarinha sigue siendo el líder y crack de siempre.

Pero hay que darnos cuenta que en el equipo de Ferguson, si los grandes cracks mediáticos no quieren estar, estorban o no comparten el equilibrio de un equipo, no tienen cabida. Por ejemplo, el mismo Beckham, Diego Forlán, Juan Sebastián Verón, Ruud van Nistelrooy o recientemente Cristiano Ronaldo. No dudo de la capacidad de ninguno de ellos ni critico sus motivos para irse, pero si Alex Ferguson los dejó marcharse fue por algo. El sabe lo que tiene y él sabe quiénes deben llegar para cubrir esos huecos.

De todos los títulos y logros del Manchester United de los últimos años prevalecen los actores secundarios y enormes trabajadores del equipo como el capitán actual Gary Neville, Wes Brown, John O’Shea o Darren Fletcher. Los básicos, experimentados y más talentosos Edwin van der Saar, Paul Scholes, Rio Ferdinand y el incansable hombre récord Ryan Giggs. Y a partir de ahí otras contrataciones que se consolidaron con facilidad: Nemanja Vidic, Michael Carrick, Patrice Evra,  Park Ji Sung y ahora Antonio Valencia.

Mención especial para un hombre que en este momento es el más rentable del actual año futbolístico en el planeta: Wayne Mark Rooney. Un tipo con la pinta similar a Paul Gascoigne, pero que a sus 24 años ha sabido guiarse por su entrenador y a diferencia de Gazza, calmar su temperamento para provecho de sí mismo y del equipo. Deslumbró en el Everton desde los 16 años, llegó a Manchester, jugando retrasado, por la banda, sin hacer tantos goles ni llevarse los periódicos. Y llega la recompensa para el verdadero ídolo que ha sabido tener paciencia y ahora es el mejor goleador del momento y figura de su selección. Rooney tiene todo el talento, la picardía y agilidad, pero no solo eso, el carácter que ha forjado es de todo un ganador. Pero en este Manchester United, protagonista y candidato a ganarlo todo (excepto la FA de la cual cayeron eliminados) solo podemos destapar por ahora un crack que debemos valorarlo como el mejor del momento, los demás siguen siendo infiltrados trabajando por el orgullo del club y de su gente. Títulos: el único fin y el único resultado en mente. “Glory, glory Man United”